Iglesia dedicada a los 21 mártires coptos será inaugurada este 15 de febrero

Ayuda a la Iglesia Necesitada ha apoyado la escolarización de los hijos de los 21 cristianos coptos de Egipto y también ha ayudado a sus viudas en la manutención de los niños

12/02/2018

ACN.-  La iglesia dedicada a los 21 mártires coptos “de la fe y de la patria” decapitados en Libia en 2015 en manos de Daesh será oficialmente  inaugurada este 15 de febrero, día elegido para su memoria litúrgica. Según reporte de la agencia Fides, el templo ha sido construido en el pueblo de Al Our, en la provincia de Minya, Egipto, lugar de procedencia de 13 de los 21 mártires. A la ceremonia que tendrá lugar el próximo jueves, asistirán muchos de los familiares de los cristianos asesinados.

Los restos de estos jóvenes fueron hallados e identificados en una fosa común en la costa de Libia, cerca de la ciudad de Sirte.

En enero de 2015 los 21 coptos egipcios fueron secuestrados en Libia. Pero el vídeo de su decapitación por los yihadistas de Daesh fue publicado el 15 de febrero.

Cristianos en Egipto miran un cartel con la fotografía de los 21 mártires coptos

Tras conocerse la masacre una semana después, Tawadros II, Patriarca copto ortodoxo decidió inscribir a los 21 mártires sacrificados por Daesh en el Synaxarium, el libro de los mártires de la Iglesia copta, y estableció que su memoria se celebrase el 15 de febrero.

Por su parte Mons. Anba Antonios Aziz Mina, obispo copto católico emérito de Guizeh refiriéndose al crimen expresó: “El vídeo que retrata su ejecución, fue construido como una escalofriante puesta en escena cinematográfica, con la intención de diseminar el terror. Sin embargo, en ese producto diabólico de ficción y horror sangriento, vemos que algunos de los mártires, en el momento de su ejecución bárbara, repiten ‘Señor Jesucristo’. El nombre de Jesús fue la última palabra que apareció en sus labios. Como en la pasión de los primeros mártires, se confiaron a Aquel que pronto los recibiría. Y así celebraron su victoria, la victoria que ningún verdugo puede quitarles. Ese nombre susurrado en el último instante ha sido como el sello de su martirio”

Ayuda a la Iglesia Necesitada ha apoyado la escolarización de los hijos de los 21 mártires coptos de Egipto y también ha ayudado a sus viudas en la manutención de los niños.