En Indonesia extremistas despiden a funcionario local por ser católico

› Las autoridades de la regencia de Bantul han dispuesto el alejamiento de Yulius Suharto, jefe del sub-distrito de Pajangan

 

13/01/2017

Las autoridades de la regencia de Bantul, en la provincia especial de Yogyakarta, Indonesia, han despedido al funcionario Yulius Suharto, como jefe del sub-distrito de Pajangan. Tras la decisión hay una masiva campaña de presión lanzada en las redes sociales por grupos extremistas islámicos y musulmanes radicales que han tomado de mira al hombre sólo porque “es católico”.

La medida de “despedir” al jefe del sub-distrito fue dada a conocer el pasado 9 de enero, al final de una pesada campaña denigratoria contra el funcionario. Según Asia News las autoridades han difundido una nota en la cual afirman que la elección fue apoyada por decenas de funcionarios y ciudadanos de Panjangan, quienes afirman que  la mayoría de la población en la zona es musulmana razón por la cual no es admisible asignar el más alto cargo de la administración civil a un católico.

Funcionario Yulius Suharto (Asia News)

El jefe del distrito de Bantu Suharsono refiere que la deliberación que determina el despido de Yulius Suharto fue hecha a norma de ley, recibiendo las directivas de la municipalidad y de los vértices administrativos locales. La mayoría de los funcionarios de la Cámara (DPRD) recibió con favor la decisión de alejar al hombre, por no ser musulmán.

Fuentes locales explican que él será transferido a Bambanglipuro, otro sub-distrito “donde la mayoría de las personas no son musulmanas”.

En la zona de Bantul tuvieron lugar varias protestas en octubre del año 2016 por parte del ala extremista islámica, que se opuso con fuerza a la construcción de una estatua que representaba el rostro de Jesús en el patio de la parroquia de St. Jacob Alfeus. Lo que hizo exacerbar los ánimos de la franja extremista, fue el hecho que en la inauguración de la estatua había varias mujeres que vestían la hijab.

Las imágenes de las mujeres veladas en una celebración cristiana han dado vuelta por todo la web, exacerbando los ánimos del ala fundamentalista del país y de muchos movimientos yihadistas.

El nombramiento de Yulius Suharto como jefe del sub-distrito de Pajangan se remonta solo al 30 de diciembre pasado; la decisión de remoción del cargo entrará en vigor en vía oficial el próximo 30 de enero.

Yulius Suharto no es el solo funcionario católico que termina en la mira de la facción extremista islámica en el país. En las últimas semanas han manejado la cuestión del gobernador cristiano de Yakarta, Basuki Tjahaja Purnama llamado “Ahok”. Él está bajo proceso por una presunta cuestión de blasfemia, con la acusación de haber insultado el Corán y la fe islámica (quinto capítulo del Corán), que sugiere a los musulmanes de no votar a un líder de otro credo, pidiendo a los fieles islámicos no “usarla” en modo equivocada.

Ahok es uno de los pocos líderes políticos que lucha en primera fila para la libertad de conciencia. En el pasado junio se opuso a la obligación impuesto a las estudiantes de Yakarta de llevar el velo islámico. En julio de 2015 el gobernador de Yakarta promovió una batalla por los derechos civiles de la minoría ahmadi, considerada herética por la mayoría musulmana sunita.