Los líderes cristianos de Irak reclaman más apoyo para los pueblos de Nínive

› “Por favor, no sea un espectador silencioso de nuestro drama. Les pedimos que apoyen a los cristianos de Irak”

19/12/2018

ACN.- “Por favor, no sea un espectador silencioso de nuestro drama. Les pedimos que apoyen a los cristianos de Irak […] mientras aún haya tiempo para ello” esta es la urgente petición de la declaración conjunta firmada por los líderes de las tres principales iglesias de la región iraquí alrededor de Mosul a los gobiernos y otras entidades internacionales.

“Aún queda mucho por hacer” para facilitar el regreso de los cristianos “a sus comunidades ancestrales de las que fueron expulsados ​​durante la invasión de ISIS en 2014-17”, así lo expresan los representantes de las Iglesias Caldea,  Siro-católica y Siro-ortodoxa y los miembros del Comité de Reconstrucción de Nínive (NRC), que firman el citado documento de auxilio.

Reconstrucción del orfanato de las Hermanas Dominicas en Qaraqosh, Irak.

Estos son algunos datos de los avances de su labor desde su creación en 2017: De las 13.904 casas registradas para ser renovadas, 5.746 – menos de la mitad – han sido restauradas y 84 están siendo ahora renovadas. El 45,68% de las familias  que huyeron de la Llanura de Nínive antes de 2014 han regresado, es decir 9.060 familias.

El balance que presenta el Comité significa una estimación en la reconstrucción de casas por falta de apoyo durante los últimos meses de 2018 de ahí la urgencia de la petición conjunta: “Otras 2.000 están ansiosas por regresar, pero no tienen medios para hacerlo”. Recalcan que el regreso de los cristianos a sus hogares “es un asunto de gran urgencia, ya que se está acabando el plazo para regresar sin complicaciones. Si no regresan ahora para recuperar sus casas, otros las ocuparán. Además, el gobierno iraquí tampoco dispuesto a proteger viviendas vacías”, señala el documento.

Los líderes religiosos solicitan ayuda a la comunidad internacional para lograr “un proyecto más integral”, no solo “para reconstruir sus hogares, pueblos y aldeas, sino también para restaurar su sentido de dignidad humana”. Según los autores del documento, es absolutamente necesaria una ayuda financiera coordinada especialmente en el campo de la educación, la curación de trauma y la creación de micro-proyectos de autoempleo para evitar “su empobrecimiento y emigración”. Así mismo se necesitan esfuerzos relacionados con la protección legal y el derecho a la igualdad de ciudadanía para los cristianos y otras minorías iraquíes.

Los líderes de las Iglesias locales valoran positivamente, el importante papel desempeñado por el NRC, comité establecido con el apoyo de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) para supervisar conjuntamente el programa de reconstrucción y la asignación de los recursos financieros recibidos.  Gracias al cual “en lugar de estar dispersos y aislados” muchos de los cristianos “han recuperado su vida comunitaria”. En esta región de Irak – donde la voz de los líderes de la Iglesia local es más escuchada que en otras zonas del país – ha sido muy importante que las diversas Iglesias locales estén trabajando juntas y unidas, cuidando al mismo tiempo su diversidad.

Sin embargo, en la declaración se señalan al mismo tiempo los enormes desafíos que tienen que vencer debido a que “la gente piensa que la Iglesia puede manejarlo todo fácilmente así que la presión es muy fuerte, y necesitamos todavía mucha ayuda”.

Proyecto de reconstrucción de Nínive

Con la liberación de Mosul y Nínive, ACN decidió apoyar principalmente el “plan Marshall”, un Programa de Reconstrucción de Nínive, para impulsar la vuelta de los cristianos desplazados que habían huido de sus aldeas y pueblos en las Planicies de Nínive.

Sólo para la reconstrucción de casas ACN ha apoyado proyectos por cerca de 7 millones (USA-$). Desde septiembre de 2018, la fundación pontificia está delineando un programa de ayuda financiera para la reconstrucción de las Iglesias y estructuras eclesiales.

Una prioridad de la labor de ACN sigue siendo la coordinación de iniciativas para reclamar la atención de políticos y entidades públicas para lograr un desarrollo integral a largo plazo de los cristianos en Oriente Próximo. Algunos buenos resultados del compromiso y trabajo de base de la organización durante los últimos años han sido el reciente anuncio de ayudas por parte del gobierno austriaco y alemán para la reconstrucción del área. Así como la firma de una nueva ley por parte del gobierno estadounidense para brindar alivio a las víctimas del genocidio en Irak y Siria.