“Miles de personas acuden a las Misas en las iglesias de Emiratos Árabes Unidos”

› Francisco viaja próximamente a este país de la Península Arábiga, la primera vez que un papa visita la nación

29/01/2019

ACN, Josué Villalón.- El Papa Francisco viaja a Emiratos Árabes Unidos del 3 al 5 de febrero, donde participará en un encuentro interreligioso. Esta cita es una oportunidad para dar a conocer a los cristianos que viven en este país de la Península Arábiga. En una conversación para el programa “Perseguidos pero no olvidados” de Radio María, la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada ha hablado con la misionera comboniana Alicia Vacas, coordinadora de la provincia de esta congregación en Oriente Medio.

Alicia Vacas, presente estos días en Dubái, destaca la gran actividad pastoral y social de la Iglesia de Emiratos, apoyada en la labor comprometida de los laicos, que colaboran en la educación y la catequesis para llevar el evangelio a una comunidad vibrante, procedente de todas las partes del mundo, aunque eminentemente asiática: “Cualquier encuentro o celebración cuenta con la participación de miles de personas”.

Celebración de la Eucaristía en la Parroquia de Santa María en Dubái. (ACN)

Ayuda a la Iglesia Necesitada: ¿Cómo ha recibido la comunidad cristiana de Emiratos la noticia del viaje del papa a este país?

Alicia Vacas: Ha sido una noticia de mucha alegría para la Iglesia local. Recibimos el comunicado de parte del obispo Paul Hinder, vicario apostólico de Arabia del Sur, el pasado 8 de diciembre, día de la Inmaculada. Tuve la suerte de estar ese día en la parroquia de Al Ain, que celebraba precisamente la fiesta de su patrona, la Inmaculada. Inmediatamente el mensaje se lanzó a los medios y periódicos, y se ha creado mucha expectación sobre esta visita.

¿Qué se espera de este viaje del Papá?¿Se sabe algún detalle de los encuentros que va a tener Francisco allí?

El Papa viene a participar en un encuentro interreligioso puesto en marcha por el emir principal del país, Jalifa bin Zayed Al Nahayan. Se espera que también la visita de Francisco de pie a una visibilidad de los cristianos en los Emiratos Árabes y en la Península Arábiga en general. Por último, hay un deseo de que la presencia del Papa genere más gestos de diálogo entre religiones, y que los cristianos no sean vistos aquí solo como mano de obra extranjera, sino que haya un conocimiento recíproco.

¿Quién compone la Iglesia en los Emiratos Árabes Unidos?

La Iglesia aquí es una realidad viva y variada, muy poco conocida, pero muy significativa. Está compuesta exclusivamente por inmigrantes, la mayor parte asiáticos: Indios y filipinos, pero también de Pakistán, Bangladesh e Indonesia. Además, hay inmigrantes europeos o americanos, pero es una Iglesia principalmente asiática. Los cristianos aquí son muy comprometidos, hay una participación enorme, miles de personas acuden a las Misas en las iglesias. Es una comunidad que se mueve en torno a los laicos, todos los años hay varios millares de niños que se bautizan, que hacen la Primera Comunión, o millares de parejas jóvenes que se unen en matrimonio. Para los pocos agentes de pastoral, religiosas y sacerdote, que viven aquí, sería imposible hacer frente a esta tarea sin contar con el apoyo real de los laicos en casi todos los puestos de misión y coordinación.

¿Qué misión desarrollan las Misioneras Combonianas allí?

Las Misioneras Combonianas llegaron a la Península Arábiga en los años 50, a la ciudad de Adén, hoy Yemen, lo que entonces era un protectorado inglés. Hemos trabajado siempre en la formación, a través de escuelas, para los jóvenes locales e inmigrantes. Tenemos dos parroquias a nuestro cargo, una en Dubái y otra en Al Ain. En Dubái la presencia se basa en la escuela, fundada y dirigida por nosotras, aunque pertenece al vicariato. En 2008 cedimos la gestión a otras congregaciones. Pero seguimos realizando la coordinación de catequesis de la Parroquia de Santa María: tenemos 9.000 niños en catequesis, 200 catequistas y 200 o 300 voluntarios que hacen posible la misión. Es un trabajo de formación para los catequistas muy grande, cada año se hace un curso para unos 50 catequistas. Muchos van y vienen del país, por lo que hemos formado a millares de catequistas de todo el mundo, que continúan esta labor en sus países de origen.

El tercer pilar de nuestra misión es la pastoral familiar. Este es un pueblo de inmigrantes con sus problemas, como es el desarraigo familiar, que crea problemas serios, de tipo económico. Desde 2006 una hermana trabaja como consejera familiar. Es un grito de la sociedad aquí en Dubái. Apoyamos en la educación de los hijos, a saber elegir pareja, cómo manejar la economía familiar, en una sociedad muy consumista.

¿Cómo es la relación con las demás religiones y en especial con los musulmanes?

Dubái es un emirato árabe y musulmán, se rige por la sharia. Sin embargo es una sociedad multicultural y multirreligiosa. La sociedad es mayoritariamente inmigrante, hay 3 inmigrantes por cada persona autóctona. Estos inmigrantes son de procedencia diversa, de todas partes del mundo, con tradiciones y religiones distintas. Es muy habitual relacionarse con miembros de otras religiones: budistas, hindúes, sijs y musulmanes. Las relaciones con todos son buenas, pero las religiones no musulmanas no tienen influencia real en el día a día de la sociedad. No hay grandes problemas pero somos conscientes que somos una minoría religiosa y fuera de los muros de las iglesias no está permitida ninguna manifestación religiosa no musulmana. Esto hay que vivirlo con respeto y prudencia.

¿EAU podría ser un modelo de tolerancia y convivencia para otros países de la Península Arábiga? ¿Que destacarías de la sociedad emiratí?

La visita del Papa se enmarca en el Año de la Tolerancia, dedicado a Sheikh Zayed Bin Sultan Al Nahyan, fundador de los Emiratos. Esta visita quiere transmitir un mensaje de apertura y tolerancia. Respecto a la experiencia de otros países, la Iglesia tiene una vida mucho más activa, se han permitido abrir recientemente iglesias nuevas. Con toda la delicadeza por ser minoría, podemos decir que la situación en los Emiratos puede conseguir un canal de diálogo con las instituciones y el estado que permite la presencia de la Iglesia y el desarrollo de la vida de la Iglesia. La presencia de la Iglesia crece y se está haciendo un trabajo delicado de solicitud de nuevos espacios de celebración para los católicos.

Último mensaje, ¿alguna intención de oración por los cristianos allí?

Tenemos que abrir la conciencia a la presencia de estas Iglesias. Para Europa, que vivimos a veces del desanimo y nuestra fe parece de capa caída, estas iglesias nos dan esperanza, son gente que vive en situaciones difíciles, con contratos de trabajo precarios, que han vivido la guerra, catástrofes naturales en sus países de origen, pero quieren vivir la fe con autenticidad y nos dan ejemplo y esperanza a nosotros, cristianos viejos, que vamos “arrastrando las zapatillas”. Pido oraciones para que los cristianos aquí puedan encontrar en la Iglesia el apoyo para vivir este destierro. Y pido por la libertad religiosa, para que se permita vivir a los cristianos su fe de forma plena en esta región, con libertad y apertura.