Obispos y periodistas de Nicaragua agredidos por un grupo parapolicial

› El Nuncio Stanislaw, el cardenal Leopoldo Brenes y el obispo Silvio Báez figuran entre las víctimas. Habían viajado a Diriamba para liberar a  paramédicos y misioneros franciscanos sitiados por los parapolicías en el templo

10/07/2018

ACN.- Varios obispos y periodistas de Nicaragua han sido agredidos este lunes por un grupo parapolicial que había  entrado de manera violenta en la basílica de San Sebastián, en la ciudad de Diriamba. El Nuncio Stanislaw Waldemar Sommertag, el cardenal Leopoldo Brenes y el obispo Silvio Báez figuran entre los agredidos.

El incidente sucedió durante el viaje de los prelados a la ciudad nicaraguense donde permanecían secuestrados un grupo de paramédicos y misioneros franciscanos sitiados por los parapolicías en el templo.

Mons. Silvio Báez fue agredido en el antebrazo derecho

Tras ser herido en su antebrazo derecho Mons Báez expresaba con relación a los hechos: “Gracias a Dios hemos podido llegar a Diriamba y sacar a las personas que estaban en la basílica como rehenes. Lo que nosotros hemos sufrido no es nada comparado con lo que ha sido víctima la mayoría de los nicaragüenses”.

Según informa la cadena Cope la situación se desencadenó luego de la llegada de una delegación de la iglesia católica junto a la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPHD), a la plaza central de Diriamba. Allí permanecían 200 paramilitares y parapolicías encapuchados rodeando la basílica además de decenas de policías fuertemente armados y algunos de ellos también con los rostros tapados.

Mientras tanto el cardenal Brenes intentaba hablar con los simpatizantes del presidente Ortega de quienes recibía gritos de “¡asesino!” y “¡culpable!”. Y ante el fracaso de su gestión, el prelado decidió ingresar a la basílica por la puerta trasera.

Así, en medio de este ambiente totalmente tenso los obispos consiguieron acceder al templo, como también lo hicieron algunos simpatizantes orteguistas, que gritaban consignas a favor del presidente.

En la basílica permanecían cerca de 12 paramédicos y religiosos con batas moradas y la cara cubierta con tapabocas que esperaban ser liberados por los obispos. Todos fueron evacuados por una puerta lateral de la basílica, mientras los sacerdotes intentaban bloquear el acceso trasero, aunque no fue posible.

En su intento se produjo un forcejeo donde los encapuchados agredieron con puñetazos a los obispos, les apuntaron con pistolas, y llegaron al templo armados con machetes y pistolas.

Sin embargo los sacerdotes encontraron la manera de irse de la basílica siendo agredidos nuevamente al igual que los periodistas a quienes les quitaron sus equipos sus trabajo.

La crisis de Nicaragua que ya ha se ha cobrado la vida de alrededor de 320 personas desde el pasado mes de abril, es consecuencia de las reformas de la seguridad social que llevaron a cabo el presidente Ortega. Desde entonces se han producido fuertes actos de violencia llegando a la agresión a obispos y periodistas de Niacaragua

Oración por la paz en Nicaragua

Recemos juntos a la Virgen de la Concepción, patrona de Nicaragua, por la paz en este país centroamericano que necesita tanto la reconciliación del pueblo, y que la Iglesia en su papel...