Campaña de oración por las mujeres de vida consagrada

Orar por ellas les da la fuerza del Espíritu

Unirme en oración

Cada día en todo el mundo, más de 660.000 mujeres dan su vida a Dios, en la oración y la entrega a los demás, según el Anuario Estadístico de la Iglesia. Muchas de estas religiosas además están fuera de sus países, movidas por la vocación a la que han sido llamadas, o en lugares donde los conflictos armados y la pobreza han lacerado las vidas de millones de personas. Son una presencia callada, pero que sostiene la esperanza y llevan el amor de Dios allí donde más se necesita. 

Sostengámoslas también nosotros a ellas con oración.

ENCIENDE UNA VELA

Tus oraciones tienen un valor infinito. 

Puedes contribuir y mostrar tu apoyo encendiendo simbólicamente una vela para unirte a esta campaña de oración.

0
velas encendidas
 

Señor Jesucristo, Tú llamas a muchas mujeres a consagrarse de muy diversos modos en la obra de la evangelización. El cuerpo de tu Iglesia, Señor, cuenta con una rica vida consagrada femenina que, con su oración, su sacrificio, su aportación, su confianza y su alegría, animan y fortalecen la misión. Te damos gracias por el gran regalo que son ellas para tu Iglesia.

Señor, envía vocaciones a sus comunidades para que nunca falte este pulmón en la vida de tu Iglesia. Ellas, viviendo en pobreza, castidad y obediencia, nos invitan a vivir aspirando a los bienes del cielo, mientras caminamos en la tierra. Las consagradas testimonian la esperanza de la gloria mientras, con su oración y su servicio diario, atraen esta espera en muchos lugares difíciles: haciendo posible lo imposible, poniendo alegría en la tristeza, consuelo y perdón en la persecución, alivio en el dolor y calor humano en la fría realidad tantas veces deshumanizada. Te damos gracias por la fe, la caridad y el testimonio de tantas consagradas que nos anima a seguirte con sincero corazón.

Ellas van a donde nadie quiere ir; están donde nadie quiere estar; ellas permanecen cuando llega la persecución y todo parece desmoronarse; ellas, como la Virgen María al pie de la cruz, son la Iglesia que continúa en esperanza contra toda esperanza. Solo buscan agradarte con sus vidas mientras confortan las vidas de nuestros hermanos desfavorecidos. Gracias, Señor, por estas testigos de tu misterio pascual.

Concede, oh Dios, a las que Tú has elegido para una vocación de especial consagración, sea dentro o fuera del claustro, manifestar con su conducta un signo claro de tu reino para la Iglesia y para el mundo; concédeles la libertad de espíritu y la comunión fraterna, para que, manteniéndose fieles a su llamada evangélica, sean en todas partes la imagen viva de tu Hijo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

También puedes ayudar con un donativo para sostener a estas mujeres de vida consagrada en tantos países de necesidad

Haz un donativo »

También puedes llamar al 91 725 92 12 o escribe un correo a benefactores@ayudaalaiglesianecesitada.org

Oración por las víctimas en atentados y sus familias

Ante situaciones de tantísimo dolor, tenemos el deber, como cristianos, de responder de inmediato con oración por nuestros hermanos que son perseguidos, maltratados o asesinados por...

Oración por las víctimas de las catástrofes naturales

Ante situaciones de tantísimo dolor, tenemos el deber, como cristianos, de responder de inmediato con oración por nuestros hermanos que han sufrido o muerto por una catástrofe natural.

Oraciones para esta Cuaresma

Únete en oración durante este periodo de sacrificio, limosna y oración por los cristianos perseguidos, para que experimenten el apoyo de toda la Iglesia.