Proyectos de asistencia espiritual para refugiados y locales en una diócesis con problemas en Mozambique

› La Iglesia se enfrenta a la tarea urgente de apoyar la integración de los refugiados sin dejar de lado a la población local

Con la llegada de más de 800.000 refugiados del norte del país, las parroquias de Pemba han acumulado un número muy elevado de desplazados y la necesidad de asistencia espiritual ha aumentado considerablemente.

DATOS DEL PROYECTO
  • Tipo de proyecto: Ayuda de emergencia
  • Ayuda aprobada: 69.000 €
  • Ref. proyecto: ID: 2104953, ID: 2104954, ID: 2104956

Dona ahora »

Los refugiados y los lugareños buscan todo tipo de ayuda, incluido el consuelo y el acompañamiento en su dolor y pérdida. La iglesia local también teme las crecientes tensiones entre los desplazados internos y la población local empobrecida que no es considerada por los programas de ayuda internacional. Por lo tanto, la iglesia se enfrenta a la tarea urgente de apoyar la integración de los refugiados sin dejar de lado a la población local. Además, es probable que la pobreza y la falta de perspectivas impulsen a más jóvenes a unirse a los terroristas. La diócesis quiere prevenir tales tensiones a través de un trabajo pastoral inclusivo con adultos y jóvenes y aumentar las visitas pastorales.

Los sacerdotes de la diócesis están muy ansiosos por viajar para llegar a los lugareños y refugiados que necesitan asistencia espiritual y pastoral. Sin embargo, el movimiento de los sacerdotes ha sido un gran desafío: debido a la falta de fondos, los costos de transporte han quedado en manos de los sacerdotes, que ya no tienen suficiente dinero para mantenerse. Particularmente afectados son los sacerdotes diocesanos locales que, a diferencia de los misioneros religiosos o extranjeros, no cuentan con el apoyo de una congregación o de su país de origen.

› Educación para todos los niños

Otro componente para permitir la integración de las familias de refugiados es la promoción de la educación mediante el apoyo a las familias locales y de refugiados para que envíen a sus hijos a la escuela. Se necesita con urgencia una campaña de este tipo: hay dos distritos en el territorio de la diócesis de Pemba que tienen la tasa más alta de matrimonios infantiles y la tasa de matriculación escolar más baja del país. Las escuelas de la región son principalmente escuelas públicas, pero también las llamadas Escuelas Comunitarias. Estos últimos también incluyen 11 escuelas administradas por la iglesia que funcionan mejor y también han acogido a muchos niños refugiados.

Primero, el equipo investigará sobre la situación en las escuelas de Pemba. Luego concienciarán de la importancia de la educación y apoyarán a las escuelas con la compra de material escolar. Los miembros de la comisión diocesana de educación y algunos sacerdotes deben sensibilizar a los niños y las familias, tanto refugiados como de la población local, sobre la importancia de la educación escolar en el marco de este proyecto y, si es necesario, ayudar con la compra de material escolar. Además de los gastos de material (8.000€), también queremos contribuir a los gastos de transporte del equipo educativo de la diócesis (10.000€).

› Nuevas perspectivas que conectan a la población local y con los refugiados

Para que la población que sufre sea independiente de la ayuda alimentaria internacional a largo plazo, la diócesis inicia actividades generadoras de ingresos.

La diócesis ofrecerá cursos generadores de ingresos en diferentes campos para crear nuevas oportunidades mediante el establecimiento de cooperativas y pequeñas asociaciones entre la población local y las personas desplazadas. Esto apoyará el proceso de integración de las personas desplazadas y aumentará los ingresos tanto de las familias locales como de las refugiadas.

La diócesis ofrece cursos sobre producción de jabón a partir de aceite viejo para freír, producción de hornos con materiales locales y de elaboración de pan que se ofrecerán en las parroquias.

Los cursos incurrirán en gastos de transporte (8.200 €), gastos de restauración (2.700 €) y gastos de material (24.600 €, por ejemplo, para los ingredientes para hacer jabón o para hacer los hornos de pan)..

Ahora más que nunca, los católicos de los países más pobres del mundo te necesitan

Dona ahora »