Historia de éxito: Ayuda de emergencia por el Covid-19 para tres diócesis en Pakistán

 

Dona ahora »

› Los cristianos de Pakistán reciben ayuda de emergencia por la situación provocada por el COVID-19

En Pakistán, los cristianos son considerados ciudadanos de segunda clase. Allí se les insulta, discrimina y presiona, y rara vez tienen la oportunidad de progresar socialmente. La mayoría de ellos trabajan en empleos mal pagados en fábricas de ladrillos, como barrenderos, conductores de rickshaw o empleados domésticos. Con sus ingresos solo pueden vivir al día.

DATOS DEL PROYECTO

Tipo de proyecto: Ayuda de emergencia
Ayuda aprobada: 150.000 €
Referencia proyecto: 328-08-39

Dona ahora »

La pandemia del coronavirus no ha hecho más que empeorar su situación. Sin ahorros a los que recurrir, muchos han perdido sus trabajos durante el confinamiento. Los musulmanes, aunque están en una situación similar, al menos cuentan con la ayuda de las ONG locales, cosa que se niega a menudo a los que no practican esta religión.

› En Pakistán, los cristianos son considerados ciudadanos de segunda clase

El COVID-19 se está extendiendo rápidamente por Pakistán: en la segunda quincena de junio, siguieron produciéndose diariamente más de 1.000 nuevos contagios, con un elevado número de casos no notificados. A fecha de 27 de julio, la cifra oficial de casos confirmados era de casi 274.300 infectados y más de 5.840 muertos.

Ayuda a la Iglesia Necesitada ha puesto en marcha un programa de emergencia en las Diócesis de Faisalabad, Islamabad-Rawalpindi y Lahore. En total, se han destinado 150.000 € para paliar la situación de 5.000 familias necesitadas, en su mayoría cristianas, durante el confinamiento.

› Las ayudas han incluido material de protección frente al virus y programas sobre cómo protegerse del contagio

Las familias han recibido alimentos y, dado que muchas no tienen acceso a Internet, también se ha lanzado un programa sobre el COVID-19 a través de la radio local y se han distribuido folletos para informar sobre cómo protegerse del contagio. Por otro lado, se ha proporcionado a los sacerdotes y catequistas material de protección, como mascarillas y desinfectante, para que puedan seguir atendiendo a los fieles en sus necesidades materiales y espirituales. Además, se han concedido becas escolares para los alumnos cuyas familias están especialmente necesitadas puedan continuar su educación después del confinamiento aunque sus padres hayan perdido sus ingresos.

Aneel Mushtaq, secretario ejecutivo de Cáritas en Pakistán, ha colaborado con Ayuda a la Iglesia Necesitada en este proyecto, nos ha querido enviar un mensaje:

“Estamos muy agradecidos por todo el apoyo que hemos recibido de Ayuda a la Iglesia Necesitada. Gracias a esta ayuda hemos podido salvar a la gente de morir de hambre. Muchos no tenían nada que poner sobre la mesa para alimentar a sus familias y se encontraban en una situación terrible.”

El COVID-19 está dificultando la situación de muchas familias cristianas desfavorecidas en el mundo. Tú puedes apoyarlas

DONA AHORA