Historia de éxito: Material de protección contra el COVID-19 para religiosas de India

 

Dona ahora »

Las Hermanas de la Caridad de la Santa Cruz, una congregación presente en Bengala Occidental, India, han querido agradecer a nuestros benefactores que hayan hecho posible la compra de material de protección contra el contagio de la COVID-19. Con sus donaciones, que han ascendido a 22.826 € se ha podido ayudar a estas religiosas que vuelven a estar en primera línea de batalla en la segunda ola del coronavirus.

DATOS DEL PROYECTO

Tipo de proyecto: Ayuda de emergencia
Ayuda aprobada: 22.826
Referencia proyecto: 317-05-39

Dona ahora »

› Las Hermanas están expuestas a un alto riesgo de contagio

“Estamos indefensas ante esta situación. No hay suficientes vacunas, oxígeno, camas de hospital ni medicamentos. Ni siquiera podemos celebrar como deberíamos los funerales. Todos los días recibimos notificaciones de fallecimientos de amigos y familiares, atendemos a los enfermos en casa, en los conventos y en las casas parroquiales”

nos informan las religiosas, expuestas a un alto riesgo de contagio por su asistencia a los enfermos.

Al mismo tiempo, sus recursos económicos prácticamente han desaparecido, su única fuente de ingresos son las escuelas que dirigen y están cerradas debido a la pandemia. En los locales escolares acogen ahora a personas que están en cuarentena y que no pueden aislarse por la estrechez de sus viviendas, y también a trabajadores migrantes que han perdido sus empleos por la pandemia y que no han logrado regresar a sus pueblos de origen en otras regiones de India.

› La comunidad necesita asistencia médica y espiritual

Además de la asistencia médica y material que las Hermanas prestan a los pobres, especialmente en aldeas remotas, también es importante el acompañamiento humano y espiritual. Las religiosas observan que las personas cada vez están más deprimidas y empiezan a desarrollar miedos, ya no albergan la confianza que tenían antes debido a la pérdida de sus empleos, y que los niños se están volviendo adictos a Internet. Por eso, ahora más que nunca rezan con y por la gente, y la acompañan en estos momentos difíciles.

Gracias al material de protección donado, estas religiosas podrán seguir llevando a cabo su sacrificada labor de forma más segura para ellas mismas y para los que están a su lado. ¡Que Dios os lo pague!

Estas religiosas han perdido casi por completo su sustento económico, necesitan tu ayuda para seguir ayudando a su comunidad.

Con tu ayuda podremos brindar más material contra el COVID-19 a muchos países con necesidad

DONA AHORA