Material de protección contra el COVID-19 para sacerdotes y religiosas de Zambia

› Zambia está siendo duramente afectada por la variante sudafricana de COVID-19

En los primeros meses de la pandemia todo parecía indicar que África saldría relativamente bien parada de esta situación. Sin embargo, la segunda ola está golpeando la parte sur del continente con mucha más fuerza con una variante del virus, la sudafricana.

DATOS DEL PROYECTO
  • Tipo de proyecto: Ayuda de emergencia
  • Ayuda aprobada: 24.600 €
  • Referencia proyecto: 159-08-59

Dona ahora »

Zambia es uno de los países más afectados por la mutación. Allí, el virus se está propagando rápidamente desde diciembre de 2020 y el país no está preparado para hacerle frente. Los hospitales no están bien equipados, hay poco material de protección, poca capacidad para realizar tests y poca oferta de tratamientos. Por lo general, solo pueden hacerles tests a los pacientes con síntomas graves y no se identifican a las demás personas infectadas, lo cual permite que el virus se propague sin obstáculos, todo esto casi sin vacunas.

› Sacerdotes, religiosos y religiosas están continuamente expuestos a la enfermedad

La Conferencia Episcopal de Zambia ha hecho sonar la alarma porque entre los sacerdotes y religiosos también se están registrando muertes y cuadros clínicos graves. En enero murió de COVID-19 a los 53 años el Obispo de Monze, Mons. Moses Hamungole. Los sacerdotes y religiosos están expuestos a un alto riesgo de infección ya que, al estar en estrecho contacto con los creyentes, no pueden aislarse. Por otro lado, las religiosas trabajan a menudo como enfermeras, lo que las expone aún más. Además, resulta realmente preocupante que los casos de contagio entre sacerdotes no solo se han dado en centros urbanos densamente poblados, sino también en zonas rurales más aisladas. Nadie había contado con eso y varias parroquias tuvieron que cerrar temporalmente debido a que todos sus sacerdotes se contagiaron.

› Necesitan con urgencia material de protección frente al virus

Se hace necesario equipar urgentemente a sacerdotes y religiosos con material protector como mascarillas, viseras faciales, desinfectante y ropa protectora. Por desgracia, este material es muy caro y los problemas económicos que acarrea la pandemia también afectan a la Iglesia: la restricción de las Misas y el cierre de las escuelas ocasionan una reducción de ingresos vitales para las parroquias.

“Para que puedan protegerse y proteger a sus parroquias frente al virus durante su servicio”.

Por esta razón, los Obispos de Zambia han pedido apoyo a Ayuda a la Iglesia Necesitada, para poder comprar material de protección a sacerdotes y religiosos de las diócesis más afectadas por la pandemia.

Hasta el momento, hemos apoyado a 1.486 sacerdotes y religiosas de diez diócesis zambianas diferentes que han destinado a la adquisición de material de protección contra el coronavirus.

Pero no queremos quedarnos aquí, también les hemos prometido 24.600 € a 538 sacerdotes y religiosos de las diócesis de Chipata, Kabwe y Kasama para que puedan protegerse y proteger a sus parroquias frente al virus durante su servicio.

 

Muchos sacerdotes y religiosos necesitan tu ayuda para continuar con su misión evangelizadora durante la pandemia

DONA AHORA