Vehículos que llevan a Dios:
Barca para la pastoral en la Amazonia

BRASIL

Ayuda pastoral para llevar Dios

Contribución aprobada: 33.800€

Al igual que este proyecto, Ayuda a la Iglesia Necesitada financia, cada año cientos de vehículos para sacerdotes, religiosos y catequistas. Ellos llevan a Cristo a todos los rincones del mundo, nosotros les ayudamos a que lleguen.

¿les ayudas a que lleguen?

Haz ahora tu donativo 

La comunidad católica Mar a Dentro lleva nueve años ocupándose de personas que viven en la Amazonia, a orillas de los ríos y en las islas de la selva, a cuyas aldeas solo se puede acceder por agua.  Su apostolado, garantiza una presencia de la Iglesia católica a más de 400 familias

Así queda recogido en el proyecto de ayuda aprobado por nuestra Fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada.

La comunidad católica Mar a Dentro cuenta con un centro en la ciudad de Belem en Brasil septentrional. Allí organiza encuentros de oración, invita a la Adoración Eucarística, prepara a los jóvenes para la Confirmación y a jóvenes parejas para el sacramento del matrimonio. Además, se encarga de 60 niños y ofrece asistencia psicológica. Sin embargo, los miembros de esta comunidad no se quedan en su ciudad: fieles a las palabras que Jesús dirigió a San Pedro – “Rema mar adentro” (Lc 5,4) – y a las que remite el nombre de la comunidad, sus miembros llevan nueve años ocupándose de personas que viven en la Amazonia en el norte de Brasil, a orillas de los ríos y en las islas de la selva, y a cuyas aldeas solo se puede acceder por agua.

Mediante su apostolado, esta comunidad garantiza una presencia continuada de la Iglesia Católica en un territorio de difícil acceso. Las personas que ahí viven están necesitadas de todo: precisan de atención pastoral, ayuda espiritual y material, asesoramiento y apoyo en muchos ámbitos.

Con sus visitas, estos laicos ofrecen a unas 400 familias la oportunidad de crecer en la fe, conocer más profundamente la Buena Nueva y participar en la vida de Iglesia. Además, también son asesorados respecto a sus necesidades sociales y abastecidos con los productos más necesarios.

Casi cien voluntarios se turnan para llevar adelante este apostolado que los conduce literalmente a las periferias de la sociedad. Muchos de ellos también pueden aportar la experiencia de su profesión y hacer que los necesitados se beneficien de ella.

De momento, los voluntarios solo disponen de una vieja barca de madera que ya está en mal estado, por lo que necesitan urgentemente una nueva construida con un material más resistente que soporte mejor las difíciles condiciones. Además, con una barca mejor, los desplazamientos serían más rápidos, eficaces y seguros, por lo que sería posible visitar a los creyentes con mayor frecuencia.

Nosotros queremos contribuir a la adquisición de una nueva barca con 33.800 euros.

Voluntarios de la comunidad católica Mar A Dentro
Todo donativo recibido se destinará a éste o a proyectos similares, en el caso de haber sido ya cubierto.

Motos para los sacerdotes en Bangladesh

Seis motocicletas para que los sacerdotes de la diócesis de Mymensingh, en Bangladesh, puedan asistir a los 13.000 feligreses creyentes

Bicicletas que llevan a Dios en India

“Mi nombre es Leos Tirkey, soy de India. Quiero servir a los demás, por eso me hice catequista hace 15 años. Con mi bicicleta recorro los kilómetros que separan los pueblos donde enseño...

Minibús para la parroquia católica de Minya en Egipto

Con un minibús las familias, los ancianos e impedidos pueden asistir a Misa, a catequesis y otras actividades de la parroquia.