Un vehículo para las Dominicas de Baranovichi

Bielorrusia

Tipo de proyecto: Transporte

Ayuda aprobada: 10.000 €

Ref proyecto: 439-05-29

En 1992, inmediatamente después del fin de la Unión Soviética, tres Hermanas Dominicas polacas llegaron a Bielorrusia y comenzaron a trabajar en la ciudad de Baranovichi, de 170.000 habitantes. Su ejemplo debió resultar atractivo, porque hoy en día la congregación disfruta de un considerable número de vocaciones locales. En la actualidad, 18 de las religiosas son nativas, y ya hay otras jóvenes bielorrusas que también desean ingresar en la orden. 

En la parroquia católica de Baranovitchi, una de las 4 localidades en las que está presente la orden, las religiosas hacen las veces de sacristán, enseñan el Catecismo, trabajan con niños y jóvenes, y cuidan de enfermos y ancianos.

Preparan a los adultos, y enseñan a los 100 niños y jóvenes que asisten a la catequesis para recibir los sacramentos.

Llevan a los ancianos y enfermos en coche a la iglesia o les llevan la comunión, los consuelan y los ayudan. Además, en Navidad, las Hermanas Dominicas organizan una fiesta para los necesitados en la que entregan regalos con paquetes llenos de ropa, comida y medicinas.

Las tres hermanas de Baranovitchi tienen un pequeño coche que ya tiene 10 años y cuyas reparaciones están devorando cada vez más dinero. El problema es que las religiosas necesitan urgentemente un vehículo, pues, además de sus visitas pastorales, tienen que viajar a Pinsk, a 180 km de allí, donde se encuentra la sede diocesana para realizar jornadas de reflexión y de formación continua; a la casa de formación de su congregación religiosa en Minsk, a 190 km; y a los otros cuatro conventos de su orden en Bielorrusia, recorriendo una distancia de hasta 300 km.

Al no disponer de recursos para un nuevo vehículo, las Hermanas han depositado su confianza en Ayuda a la Iglesia Necesitada que las hemos ayudado con 10.000 €. Su nuevo coche, con un maletero un poco más grande, le servirá para transportar cosas como los paquetes de Navidad que tan felices hacen a los ancianos. 

Las religiosas han querido darnos las gracias por la ayuda:

“Estamos muy contentas con nuestro nuevo coche. Muchas gracias a todos los benefactores de Ayuda a la Iglesia Necesitada, os tenemos presentes en nuestras oraciones.”

Los necesitados cuentan con tu ayuda. No lo dudes, 

Haz un donativo

 

COVID-19: Ayuda al sostenimiento de religiosas en Burkina Faso

Las necesidades de la Iglesia católica en Burkina Faso son muchas pero lo más urgente en estos momentos de coronavirus es sostener a las religiosas y sacerdotes para que puedan...

Ayuda al sostenimiento de 50 religiosos en Ucrania ante el coronavirus

Estar con la gente, escucharles, transmitirles esperanza, atenderles médicamente… es la principal misión de los religiosos en la diócesis de Kharkiv-Zaporizhzhya, en Ucrania. Pero sin...

COVID-19: Ayuda al sostenimiento de sacerdotes y del seminario menor en Juina, Brasil

El seminario menor de la diócesis de Juina tendrá que cerrar sus puertas en julio si no consigue financiación para seguir formando a sus seminaristas y dando de comer a los sin hogar de...

COVID-19: Ayuda al sostenimiento de sacerdotes en Liberia

9 sacerdotes de la diócesis de Gbarnga necesitan tu ayuda para poder vivir ellos y seguir sosteniendo a sus feligreses que, debido al COVID-19, ya están padeciendo hambre por la pérdida...