El P. Werenfried van Straaten, un gigante de la caridad

P. Werenfried con Papa

El 17 de enero de 1913 comenzó en Holanda la historia de una vida llena de pasión, generosidad y amor. Ese día nació el P. Werenfried van Straaten, que ha dejado una impronta de entrega a los demás a través de una institución, Ayuda a la Iglesia Necesitada, fundada en 1947, cuyo principal objetivo es estar donde Dios llora.

Más allá de la institución, el P. Werenfried consiguió que quienes habían sido enemigos durante la II Guerra Mundial se ayudaran y rezaran los unos por los otros. Fue un profeta que supo leer los signos de su tiempo. A través de sus predicaciones consiguió que innumerables personas de todo el mundo se reconciliaran, perdieran la cabeza por Amor“.

Frente a los retos encontró soluciones, y así, por ejemplo, puso en marcha capillas sobre ruedas o encima de los barcos para acercar a Jesucristo a los alejados. Nunca actuó conforme a la lógica empresarial o económica. Los logros obtenidos estribaron únicamente en su infinita confianza en Dios. Las necesidades siempre tenían un rostro y un nombre.

La vida del P. Werenfried se agotó el 31 de enero de 2003. Sin embargo, Ayuda a la Iglesia Necesitada, la escuela del amor (como a él le gustaba llamar a la institución), continúa sembrando la reconciliación y la paz por todo el mundo y sigue llevando a los pueblos el mejor regalo que se puede ofrecer: Jesucristo.

DOS SANTOS CON EL P. WERENFRIED

El Papa  Juan Pablo II con el P. Werernfried

San Juan Pablo II

“Me dirijo al querido Padre Werenfried, para expresarle mi profunda gratitud, que no es solamente mía sino de muchos obispos, de millares de sacerdotes y de millones de fieles”.

firma_papa_juanpablo

El 1 de febrero de 2003, el actual santo Juan Pablo II expresó su condolencia por la muerte del P. Werenfried. Lo calificó de “apóstol eminente del amor al prójimo”. Recordó, agradecido, “su modélico celo apostólico, conforme a la doctrina y herencia de San Norberto, así como su esfuerzo profundamente humano y espiritual por contribuir de modo eficaz a la unidad entre los cristianos”.

santa_teresa

Santa Teresa de Calcuta

“Queridos amigos de Ayuda a la Iglesia Necesitada: Me uno a vuestra Obra en la acción de gracias a Dios por las maravillas que ha realizado en vosotros y a través de vosotros, merced sobre todo al P. Werenfried van Straaten, que ha trabajado desinteresadamente, permitiendo a Dios que lo utilice para traer a nosotros su Reino. Pido al Señor que continuéis siendo un cauce de paz y hermandad, haciendo todo lo posible por la gloria de Dios y el bien de la humanidad. Que Dios os bendiga”.

firma_santa_teresa

21 de diciembre de 1996. Con motivo de los 50 años de la Fundación de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

SUS LIBROS

Dios llora en la Tierra

El Padre Werenfried

Reflexiones del gigante de la caridad, el P. Werenfried van Straaten.

SU VIDA EN IMÁGENES