» TESTIMONIO: Mártires del siglo XXI

Ataque a tres iglesias cristianas en Indonesia: 25 muertos y decenas de heridos

 

Eran las 7:30h, cuando la Misa estaba recién comenzada. En ese instante una gran explosión paralizó todo

El 13 de mayo es un día señalado para los católicos de los cinco continentes. Es la fiesta de Nuestra Señora de Fátima, una de las advocaciones marianas de mayor devoción en todo el mundo. Además de todo esto, el 13 de mayo de 2018 fue domingo, por lo que la iglesia de María Inmaculada en Surabaya, ciudad de la isla de Java, en Indonesia, estaba abarrotada

Eran decenas de feligreses los que acudieron a celebrar la Eucaristía dominical y a encomendarse a la Virgen María. Aunque la comunidad católica es una minoría en el país, en muchas regiones amenazada y marginada, pocos se pensaban que ese día sería el último de sus vidas.

El ataque se produjo pronto en la mañana. Eran las 7:30h, cuando la Misa estaba recién comenzada. En ese instante una gran explosión paralizó todo. En la entrada del templo dos jóvenes había hecho estallar la carga explosiva que llevaba adherida al cuerpo. La confusión y la desesperación se apoderó del lugar. Al poco tiempo otras dos explosiones se dejaron notar cerca de ella. Otras dos iglesias, en este caso, una pentecostal y otra anglicana, habían sido el objetivo. En total, murieron 25 personas y más de 50 resultaron heridas. 

“A pesar de nuestra profunda tristeza, perdonamos a los perpetradores de los crímenes y oramos por los culpables y organizadores de estos actos horribles: que el Señor ilumine sus mentes”

Afirmó justo después de estos ataques el padre Alejo Kurda Irianto, párroco de María Inmaculada.

25 muertos y más de 50 heridos es el balance de los ataques a tres iglesias cristianas, una católica y dos protestantes

Entre las víctimas, había tres católicos. Destaca el testimonio de Aloysius Bayu, un joven que se acababa de casar y que era coordinador del servicio de seguridad de la parroquia. “Ha muerto para bloquear la moto de los dos kamikazes, de lo contrario la explosión habría causado un número de víctimas enorme”, reconoció el padre Kurda.

Después del atentado, los católicos en la Diócesis de Surabaya, y en particular, los feligreses de la Inmaculada Concepción no pudieron ocultar su profundo dolor, pero se reafirmaron en su fe y reconocieron no tener miedo de seguir yendo a celebrar la Eucaristía. El padre Kurda y demás miembros de la Iglesia expresaron

“alentamos a todos a que no se dejen provocar por amenazas o violencia y continúen realizando buenos actos de amor hacia cualquiera, de acuerdo con el Evangelio enseñado por el Señor Jesús”

Según las primeras investigaciones se supo que el ataque fue llevado a cabo por una misma familia, padre, madre y cuatro hijos. Los atentados fueron reivindicados por el grupo terrorista yihadista Estado Islámico. 

Durante la oración del Regina Coeli, ese mismo día desde el Vaticano, el Papa Francisco ofreció su apoyo a las víctimas del atentado: “Juntos, invoquemos al Dios de la paz para que haga cesar estas acciones violentas y quite del corazón de todos los sentimientos de odio y violencia y ponga los de reconciliación y fraternidad”.

Muchas personas sufren día a día persecuciones, en especial los creyentes, ¿nos ayudas con un donativo para los que sufren por la fe?

Dona ahora »

Religiosas que sostienen la fe de los perseguidos en Pakistán

La Hna. Ghazia y su congregación son las encargadas de llevar la Palabra de Dios a las personas de Pakistán, país donde la fe es perseguida.

Padre Luis Pereira, asesinado cuando en su sacristía

El sacerdote Luis Pereira fue asesinado el 15 de julio de 2015 en Montería, Colombia, por un indigente, cuando se estaba preparando para celebrar la Eucaristía

Niger: «¡Ellos pueden tener armas, pero nosotros tenemos a Jesús!»

Desde 2015, se produjeron numerosos disturbios en Níger, en los que al menos diez cristianos fueron asesinados durante unas pocas horas. Más de 70 iglesias y otras instituciones...