» TESTIMONIO: Mártires del siglo XXI

Sor Leonella Sgorbati, mártir de la caridad en Somalia

La misionera italiana de la Consolata fue asesinada por un islamista radical

Rosa María Sgorbati era el nombre de pila de una mujer fuerte en la fe y el amor que dejó su Piacenza natal, en Italia, para entregarse a la caridad por los más pobres en África. Cuando era solo una adolescente, con 16 años sintió la vocación a la vida religiosa, pero su madre no aprobó su decisión y le pidió que no ingresara en ninguna comunidad religiosa hasta, por lo menos, cumplir los 20. Sin embargo, el deseo de Rosa María, lejos de disminuir, creció en aquellos momentos de espera.

Finalmente, Rosa María dio el paso hacia la vida consagrada y se unió a las Hermanas Misioneras de la Consolata, cambiando su nombre al de Leonella. Pronto destacó en sus estudios como enfermera y fue enviada a Kenia. Aún era muy joven cuando comenzó a servir en varias ciudades del país africano, entre los más necesitados. Tras décadas allí, en el 2001 fue enviada a Mogadiscio, capital de Somalia, con la misión de comenzar un nuevo centro de formación de enfermería para un hospital de niños. Desempeñó los últimos años de su vida, formando y curando las heridas del cuerpo y el alma de muchos somalíes.

Los que conocieron a Sor Leonella la describen como una mujer deseosa de hacer el bien, de mente abierta, tenía un trato cercano con sus vecinos somalíes y hablaba fluidamente el idioma local. Mons. Giorgio Bertin, administrador apostólico de Mogadiscio la recuerda como

Una mujer alegre y paciente. Yo le decía que su corazón era más grande que su cuerpo, ¡y ella era una mujer grande!”

Sor Leonella Sgorbati durante sus años de misión en África

Somalia comenzó su declive en 1980, con guerras internas entre clanes y grupos de poder. Pero fue en 1991 cuando se desencadenó una guerra civil abierta, en la que el papel del extremismo islamista comenzó a crecer en el ámbito local y regional. La aparición de grupos cada vez más radicales, hizo que se impusiera la ley islámica en el país y se limitó poco a poco la presencia de la Iglesia y los misioneros. La catedral de Somalia fue totalmente destruida, previamente en 1989 fue allí donde sería asesinado el último obispo de la diócesis Salvatore Colombo.

Entrado el siglo XXI, la violencia y el caos seguían en aumento en el país, otros misioneros y miembros de ONG habían sido el objetivo de los radicales, con grupos terroristas yihadistas como Al Shabab. Sor Leonella conocía los peligros de cerca, aún así veía la gran necesidad de la gente y esto le impedía abandonar su misión. El 17 de septiembre de 2006 fue asesinada por dos hombres, que dispararon contra ella cuando caminaba por una calle de Mogadiscio, de vuelta del hospital infantil donde ayudaba como enfermera y formaba a otros jóvenes para este oficio. Sus últimas palabras antes de morir fueron: “Perdono, perdono, perdono”.

El 26 de mayo de 2018, la hermana Leonella Sgorbati fue beatificada en su Piacenza natal. Durante la celebración de beatificación, el cardenal Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Mártires afirmaba: “el martirio de sor Leonella invita a deponer las armas y a transformarlas en instrumento de trabajo y de paz. Sus últimas palabras: perdono, perdono, perdono, fueron las mismas palabras de Jesús cuando perdonó a los que lo crucificaron. Estas palabras son el DNI del mártir cristiano….el mártir no es un fanático destructor, ni un asesino, sino una víctima inerme e inocente, recibe el mal por el bien, la muerte por la vida”.

Durante la ceremonia, el cardenal Amato también expresó su esperanza de que el martirio de sor Leonella sea “una semilla de esperanza; un regalo que genera paz y fraternidad” en el país. El Papa Francisco se sumó a este deseo al día siguiente, durante el rezo del Ángelus del domingo. El Santo Padre recordó a la nueva beata 

“Cuyo martirio representa una promesa de esperanza para África y para todo el mundo. Recemos juntos por África, para que haya paz allí

¿Nos ayudas con un donativo a seguir sosteniendo la labor de tantas religiosas en países de necesidad?

Dona ahora »

 

Un sacerdote copto ortodoxo es asesinado en El Cairo a plena luz del día

Samaan Shehata fue atacado por un radical islamista que le golpeó a apuñaló hasta la muerte al verle vestido con su traje de clérigo copto.

Trata de niñas cristianas en Pakistán

Mehak Parvez es una joven de Pakistán que sufrió la violencia de las redes de trata, que buscan a jóvenes para casarlas con hombres chinos o son obligadas a casarse con hombres...

La Iglesia heroica de Nicaragua: Padre Cristóbal Gadea

El Padre Cristóbal de Nicaragua ha compartido el testimonio de la labor de la Iglesia en medio de la crisis de su país.