Sostenimiento de sacerdotes, religiosas y misioneros

Si sostienes a un sacerdote o comunidad religiosa, sostienes a la Iglesia

Sostener a un sacerdote o un misionero es sostener a una comunidad. Con ellos, la comunidad no sólo crece en el ámbito espiritual, sino en la promoción de su educación, sanidad, igualdad y defensa de sus derechos.

Con las aportaciones de Ayuda a la Iglesia Necesitada garantizamos el sustento básico de miles de religiosos en países necesitados.

Asimismo, proporcionamos ayuda para el sostenimiento de comunidades religiosas, especialmente contemplativas. Su oración es el motor y la luz de la Iglesia.

Además de la oración dedican su tiempo al trabajo en la huerta, a las labores de confección de ornamentos litúrgicos, a la elaboración de formas, o a diversos trabajos artesanales. Pero no es suficiente. Necesitan nuestra ayuda, igual que nosotros precisamos sus oraciones.

 

Apadrina un proyecto: Si deseas destinar una aportación a una necesidad concreta (a partir de 5.000 €), contacta con nosotros (amalia@ain-es.org) y buscaremos para ti el proyecto a la medida de tus prioridades.