¿Tienes 1 minuto
para rezar por los cristianos perseguidos?

Oración a la Virgen de Fátima por los cristianos perseguidos

Te invitamos a asumir tu compromiso de oración por los Cristianos Perseguidos. ¿Con qué frecuencia y de qué manera rezarás por ellos?

4

Velas encendidas

4

Velas encendidas

Oración a la Virgen de Fátima por los cristianos perseguidos

Padre misericordioso y lleno de
amor, mira a tus hijos e hijas que a causa de la fe
en tu Santo Nombre sufren persecución y
discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y
tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en
los momentos más difíciles de perseverar en la
fe. Que les haga capaces de perdonar a los que
les oprimen. Que les llene de esperanza para que
puedan vivir su fe con alegría y libertad. Que
María, Auxiliadora y Reina de la Paz interceda
por ellos y les guie por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros
hermanos perseguidos aumente nuestro
compromiso cristiano, que nos haga más
fervorosos y agradecidos por el don de la fe.
Abre, Señor, nuestros corazones para que con
generosidad sepamos llevarles el apoyo y
mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos
por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Ayúdanos compartiendo este contenido en tus redes sociales

En 2017 celebramos el centenario de las apariciones de la Virgen en Fátima, Portugal, a tres pastorcillos. La primera aparición fue el 13 de mayo de 1917 y en las cinco posteriores, Nuestra Señora les habló a los niños (y también nos habla hoy) de las terribles persecuciones que sufrirían (y sufren) los cristianos en todo el mundo y del enorme poder del rezo del Rosario como instrumento esencial para terminar con el sufrimiento humano. Sólo confiando en el enorme poder de la oración que Jesucristo y la Santísima Virgen han puesto a nuestra disposición, podremos conseguir una paz fidedigna, cimentada sobre el Amor verdadero de Cristo Resucitado. La oración es la mejor herramienta de que disponemos para ayudarles a seguir adelante en su entrega incondicional a Dios.

«Recen por mí»