Asia Bibi pide cambiar la ley de la blasfemia en Pakistán

› Declaraciones exclusivas a Ayuda a la Iglesia Necesitada: «Espero que estas leyes se puedan cambiar de tal manera que se evite cualquier abuso de ellas»

08/09/2020

ACN.- Asia Bibi, la cristiana pakistaní símbolo del sufrimiento provocado por la persecución anticristiana en el mundo, ha concedido una entrevista a la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) en la que se mantiene en su postura en defensa de las minorías y reitera su posición a favor de cambiar la ley de la blasfemia en Pakistán, para evitar los abusos actuales que afectan especialmente a las minorías religiosas.

Esta cristiana, madre de 5 hijos, estuvo encarcelada por la ley de la blasfemia casi 10 años hasta la absolución sentenciada por la Corte Suprema de Pakistán en octubre de 2018.

Asia Bibi ha querido aclarar su postura después de que una televisión estadounidense hace unos días la entrevistara y no diera, en su opinión, la versión completa que ella tiene respecto al daño que hace la aplicación de la ley de la blasfemia.

«En el momento de la fundación y separación de Pakistán de la India, el fundador Ali Jinnah, en su discurso de apertura, garantizó la libertad de religión y pensamiento a todos los ciudadanos», ha declarado Asia en la entrevista al director de ACN en Italia.
 
«Pero hoy en día hay algunos grupos que están abusando de las leyes existentes, por lo que hago un llamamiento al primer ministro de Pakistán, especialmente para las víctimas de las leyes sobre blasfemia y las niñas que han sido convertidas a la fuerza, para salvaguardar y proteger a las minorías, que son también ciudadanos paquistaníes. Y yo, como víctima, hablo desde mi propia experiencia. Sufrí terriblemente y viví muchas dificultades pero ahora soy libre y espero que estas leyes se puedan cambiar de tal manera que se evite cualquier abuso de ellas”, recordó Asia.

Según el Informe para la Libertad Religiosa publicado por ACN, las llamadas «leyes de blasfemia», incorporadas en 1986 al Código Penal de Pakistán (artículos 295 B, 295 C, 298 A, 298 B, 298 C), limitan enormemente la libertad de religión y de expresión. La profanación del Corán e insultar a Mahoma son delitos punibles con cadena perpetua y pena de muerte respectivamente. En la vida cotidiana estas leyes se utilizan con frecuencia como medio para perseguir a las minorías religiosas.
 
Desde su residencia actual en Canadá, Asia Bibi también recordó el drama de numerosas menores de edad pakistaníes secuestradas, convertidas y obligadas a contraer matrimonio a la fuerza.

Preguntada por el caso de Huma Younus y Maira Shahbaz, dos jóvenes cristianas víctimas de abusos cuyos casos está defendiendo la fundación mediante una constante campaña de sensibilización, Asia comentó: “sé que estas niñas están siendo perseguidas y hago un llamamiento al primer ministro de Pakistán, Imran Khan: ¡ayuden a nuestras niñas porque ninguna de ellas tendría que sufrir!”.

Durante la entrevista, publicada en su totalidad en el canal de YouTube de ACN Italia, Asia Bibi también se refirió al papa Francisco. «Tengo dos coronillas (decenarios del rosario) donadas por el santo padre» dijo, “una se quedó en Pakistán y la otra está conmigo y todos los días rezo el rosario por la fe y por los perseguidos en Pakistán. Agradezco al santo padre Francisco y al papa Benedicto que intercedieron por mí,  agradezco a ACN y también a muchos otros que han rezado por mí».

«Tengo un profundo deseo de visitar Roma y, si es posible, de encontrarme con el santo padre», respondió Asia. «Rezo por el papa Francisco que nos apoya en la fe». La cristiana pakistaní concluyó dirigiéndose a los benefactores de la fundación pontificia: «Agradezco a ACN y a todos sus benefactores en todo el mundo por apoyar a las personas que son perseguidas como yo por su fe.”