Las Hermanas Dominicas de MaluMfashi, Nigeria. (ACN)
22 diciembre 2023

La Dominicas del norte de Nigeria necesitan protección frente a grupos yihadistas

Las amenazas a la seguridad han hecho que las hermanas se den cuenta de la necesidad de construir una valla de alambre alrededor del convento

ACN.En los últimos años se han intensificado los diversos conflictos en Nigeria, especialmente en la parte norte. La zona donde está situado el convento no se salva. Las hermanas nos dicen que últimamente están aumentando los informes de bandidos que secuestran a personas en sus hogares y lugares de trabajo. Las amenazas a la seguridad han hecho que las Hermanas Dominicas se den cuenta de la urgente necesidad de levantar una valla de alambre alrededor del convento para disuadir a los bandidos. 

Hay cuatro hermanas en la comunidad de Malunfashi, en la localidad de Katsina, Nigeria. Dos hermanas trabajan en una escuela diocesana mientras que otra lo hace en la escuela dominicana. La escuela dominicana de Malunfashi acoge a muchos niños pobres cuyas familias no pueden pagar las tasas escolares. Las hermanas recaudan fondos localmente para que esos niños puedan ir a la escuela, al tiempo que permiten el pago de las tasas escolares con productos agrícolas como cereales, animales o incluso leña. La cuarta hermana trabaja como enfermera en una de las clínicas de la diócesis. 

Sor Justina, priora de Gusau: “Estamos tocando muchas vidas tanto de cristianos como de musulmanes. A pesar de la inseguridad y los desafíos que enfrentamos, nuestra vida comunitaria nos mantiene unidos. Ha sido una fuente de alegría y fortaleza”.

La labor de las hermanas en Malunfashi

Las Hermanas misioneras dominicas de Santa Catalina de Siena fueron invitadas por los Padres Dominicos en 1956 a construir una presencia cristiana en el noroeste de Nigeria, dominado por musulmanes. Las hermanas comenzaron a realizar la obra de evangelización más necesaria en la entonces prefectura de Sokoto, a través de apostolados en educación, salud, evangelización de base y trabajo social. En 1973, las hermanas vieron la necesidad urgente de comenzar la formación de Hermanas Dominicas nigerianas que conocieran el idioma, las necesidades y la cultura de la población local. Este trabajo dio frutos cuando en 1997 las hermanas misioneras decidieron entregar el liderazgo total de la Congregación de Nigeria a las hermanas locales en Gusau. 

Las Hermanas Dominicas de Gusau están plenamente establecidas en la Diócesis Católica de Sokoto. La congregación también se ha extendido a otras diócesis los vicariatos de Abuja, Makurdi, Lokoja, Jos y Kontagora. También están presentes en Ghana y Estados Unidos.

“Vivir en la luz y el amor de Cristo”

En las diferentes jurisdicciones eclesiásticas las hermanas ministran el amor de Cristo a todos. Como mujeres inspiradas por el Evangelio de Jesucristo y el espíritu de Santo Domingo de Guzmán, las hermanas están llamadas a contemplar la verdad, a compartir el fruto de esta contemplación con los demás y a ser testigos de la libertad de los hijos de Dios a través de la alegría. sencillez y hospitalidad. 

Además, las hermanas se comprometen a afrontar los desafíos de una sociedad africana en constante cambio y desarrollo. Buscan incluir la Palabra de Dios en nuestro tiempo y cultura, ministrando en solidaridad y dando servicio desinteresado a todas las personas. Ellos fomentan el diálogo con personas de diferentes religiones y tribus, iniciar y promover formas de apoyar y cuidar a los jóvenes espiritual, moral y económicamente desfavorecidos. Construyen comunidades que alimentan relaciones de verdad, unidad y justicia. 

Sor Justina resume el trabajo de las hermanas: “Siempre conscientes de nuestra necesidad de Dios, confiamos en el Espíritu como fuente de nuestra fuerza espiritual para poder participar más íntima y eficazmente en la vida de la Iglesia. Nos esforzamos por vivir en la luz y el amor de Cristo, viendo toda la creación como Él la ve y amándola como Él la ama”. 

Las Hermanas Dominicas de Zuru

La comunidad de las hermanas dominicas de Zuru fue fundada hace más de 30 años. El lugar fue elegido para evangelizar a los lugareños, predominantemente animistas y musulmanes. A causa de la evangelización, las hermanas vieron la necesidad de brindar educación al pueblo e iniciaron programas escolares que resultaron en la creación de una escuela primaria y secundaria. También comenzaron a brindar servicios de atención médica en una pequeña clínica. 

Sor Nancy, superiora local, nos cuenta llena de alegría y motivación sobre su ministerio: “Comenzamos nuestras actividades con oraciones comunitarias diarias, vamos a nuestros diversos ministerios donde extendemos la mano al pueblo de Dios. Hemos podido llegar a tantas personas en tierra Zuru, muchas de las cuales han sido transformadas y viven mejores vidas como personas humanas. Nuestra alegría es que a las personas a las que hemos impactado todos estos años les está yendo bien en sus negocios, en sus estudios, en sus diversos lugares de trabajo y en todos los ámbitos de la vida. Nuestra labor de evangelización ha dado origen a muchas iglesias en la localidad y muchos de los evangelizados se han convertido ellos mismos en evangelizadores. Más aún, vivir nuestras vidas como religiosas en comunidad ha sido una fuente de alegría y fortaleza para nosotras en nuestros diversos apostolados”. 

Las hermanas están preocupadas por la creciente inseguridad en la región de Zuru. Sor Nancy, superiora local, nos cuenta que ha habido informes de asesinatos de personas tanto civiles como militares, algunos de ellos han sido padres o tutores de algunos de sus propios alumnos. “Ha habido un desplazamiento masivo de personas de sus hogares, que ya no pueden ir libremente a sus granjas, que es su principal fuente de sustento, y los lugares de culto también están desiertos. La vida ha sido muy difícil para muchos y ha habido un aumento de los robos, la prostitución, etc. Por lo tanto, solicitamos apoyo para fortalecer el cercado de nuestra comunidad mientras continuamos orando por la protección de Dios sobre todos nosotros”.

Esta Iglesia pobre y perseguida necesita tu ayuda para seguir siendo consuelo para una población mártir, pero con una fe muy viva.

Ayúdanos compartiendo este contenido en tus redes sociales

Actualidad sobre la Iglesia necesitada y perseguida

FEB292024
Monseñor Sviatoslav Schevchuk: “Si dejáis de hablar de nosotros, dejaremos de existir”
FEB282024
La ayuda de los benefactores de ACN está siendo crucial para sostener a tantas personas y para hacer frente a enormes necesidades
FEB272024
El 22% de los cristianos de todo el mundo viven en países donde no se respeta la libertad religiosa
Para estar al día de noticias, proyectos, testimonios, campañas de oración, eventos