Cuidar a los que curan las heridas de la violencia yihadista

›  Ayuda a la Iglesia Necesitada quiere fomentar la realización de ejercicios espirituales y cursos de formación así como apoyarles en su sostenimiento

18/06/2021

ACN.-Son tiempos difíciles para el pueblo africano que vive bajo la constante amenaza del terror, pero también para aquellos que tratan de aliviar su dolor y atienden sus dificultades: las religiosas, sacerdotes, seminaristas y catequistas que, aun estando en el punto de mira del terrorismo, se olvidan de sí mismos para consolar al prójimo.

Hay una gran miseria en la comunidad, tanto psicológica como espiritual. Tratamos de sanar las heridas causadas por lo que las personas han visto o vivido. Necesitan algo que toque sus corazones profundamente, para que puedan ver el futuro con esperanza”, dice el P. Víctor Ouedraogo, de Burkina Faso.

Hna. Marie Catherine, Sierva de Cristo de Tibiri, Níger, con niños. (ACN).

En este contexto de fuerte inseguridad, los sacerdotes y las religiosas necesitan nuestra ayuda para poder vivir su vocación y para poder apoyar a los demás. Por ello, en ACN queremos fomentar la realización de ejercicios espirituales y cursos de formación, fundamentales para que recuperen fuerzas y continúen su misión al servicio de su pueblo.

En Camerún, Nigeria, República Centroafricana o en Burkina Faso, donde durante los últimos años decenas de miles de cristianos han tenido que huir de los islamistas y muchos han sido asesinados, los obispos claman nuestra generosidad, con el fin de que apoyemos la celebración periódica de seminarios para el fortalecimiento espiritual de los sacerdotes y religiosos. Queremos fomentar la realización de ejercicios espirituales y cursos de formación así como apoyarles en su sostenimiento.

Además, para garantizar que las religiosas y los pastores puedan prestar un servicio duradero a las víctimas, queremos, con la ayuda de personas como tú, apoyarles en su sostenimiento, así como con medios de comunicación y de transporte para que puedan desplazarse. En la diócesis de Pemba, en el norte de Mozambique, por ejemplo, 26 religiosas ya reciben esta ayuda. Esperamos poder ofrecérsela a todas las religiosas y sacerdotes que claman nuestro apoyo para poder seguir atendiendo a su pueblo.

Tú puedes ayudar a sostener la Iglesia en África, que sostiene a cientos de cristianos necesitados y perseguidos

Dona ahora »