La gente ha vuelto al Colegio de los Mequitaristas en Alepo. (ACN)
22 febrero 2023

Nuevo terremoto en Siria y Turquía: la Iglesia acrecienta sus esfuerzos para ayudar a la gente

“Estamos bien, gracias a Dios. Pero hay mucho miedo y pánico»

ACN, María Lozano.- “Estamos bien, gracias a Dios, todos bien. Ha sido impresionante, muy fuerte. Hay mucho miedo, es lo que se nota en general, pánico incluso en algunos casos. Pero es que realmente es para tener miedo”. Así describe el sacerdote Hugo Alaniz, socio de proyectos de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), la situación que han vivido en Alepo, tras el nuevo terremoto que azotó este lunes a Siria y Turquía. El seísmo se dio en la misma zona donde hace exactamente dos semanas otro terremoto se cobró la vida de al menos 47.000 personas y dejó a decenas de miles de personas sin hogar.

Si bien el terremoto este pasado lunes no ha causado grandes daños físicos o materiales en Siria, lo peor ha sido el daño psicológico. Tanto los socios de proyectos que tiene ACN en Alepo y en Lattakia, como los cooperadores de la fundación en Homs y Damasco, confirman que centenares de personas ha pasado la noche en la calle, en aparcamientos o en iglesias. Los franciscanos de Lattakia acogieron de nuevo a doscientas personas en la iglesia y en el patio del colegio de los padres Mequitaristas se convirtió en un inmenso aparcamiento donde cientos de familias pasaron la noche. 

“Yo estaba justo visitando una familia en el momento que tembló la tierra. Yo ya había tenido una experiencia de terremoto, cuando era chico en mi país natal, Argentina, pero realmente es terrible, es para tener miedo. Todo el mundo gritaba, tendrían que haber salido de la casa, pero nadie salía, así que decidí quedarme con ellos. Me fijé donde había una viga, y me quedé ahí debajo de la viga, rezando y pidiendo a Dios misericordia”, cuenta el religioso argentino, que atiende una parroquia en uno de los barrios más pobres de Alepo, donde vive un gran número de cristianos armenios.

“Después salí a la calle. Estuve caminando mucho, tres horas caminando por la calle, consolando a la gente, las familias, dándoles coraje, rezando, hasta media noche. Al final llegué a un hospital también, a rezar con la gente que conocía que estaban ahí. También abrimos el obispado para recibir muchas familias”.

“Gracias a Dios, hoy ya mucho mejor. Pero les pido una oración, una oración por nosotros. Dios los bendiga y gracias a ustedes por vuestra cercanía”, dijo el padre. 

En la parroquia del padre Hugo ya hay unas 450 familias que están recibiendo ayuda de emergencia, para adquirir por ejemplo mantas, linternas, medicinas, alimentos y leche para niños y ancianos, gracias a la generosidad de los benefactores de ACN. 

“Damos gracias a Dios por esta bendición. En vista de las trágicas circunstancias actuales causadas por el terremoto en Siria, particularmente en la ciudad de Alepo, que ha sido clasificada como ciudad devastada, intentamos cubrir el mayor número posible de necesidades, gracias a vuestra ayuda. Aprovecho para agradeceros todos vuestros esfuerzos al servicio de la Palabra de Dios», agradecía a ACN el padre Enrique González, sacerdote que trabaja junto al padre Hugo en la parroquia de Nuestra Señora de la Anunciación en Alepo. 

La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) tiene en marcha una campaña de emergencia de 500.000 euros para ayudar a través de la Iglesia local a socorrer a las víctimas del terremoto en Alepo y en Lattakia. Con el envío de una primera ayuda se han apoyado proyectos para ofrecer alimentos, medicinas, productos de higiene y alojamiento, entre otras necesidades básicas. Cada vez más personas se están viendo beneficiadas de esta ayuda, según transmiten los socios de proyectos de ACN sobre el terreno.

Ayúdanos compartiendo este contenido en tus redes sociales

Actualidad sobre la Iglesia necesitada y perseguida

JUL172024
¿Cuáles son las consecuencias de estos resultados para la comunidad cristiana?
JUL122024
ACN entrevista al Patriarca copto católico de Alejandría
JUL102024
Treinta años después de su regreso a este país del sur de Asia, donde los cristianos son una pequeña minoría
Para estar al día de noticias, proyectos, testimonios, campañas de oración, eventos