Entrada de la iglesia del Sepulcro de María, en Jerusalén. (AsiaNews)
23 marzo 2023

Nuevos ataques contra cristianos en Tierra Santa: un convento tiroteado y agresión durante una Misa

La comunidad cristiana en Israel pide al gobierno que garantice la seguridad en templos, colegios e instituciones eclesiales

ACN.- En los últimos días se han sucedido varios episodios violentos contra la comunidad cristiana en Israel. Se trata del ataque con armas contra un colegio y convento de las Hermanas Franciscanas en la ciudad de Nazaret y de la agresión contra varias personas en la iglesia ortodoxa del Sepulcro de María, en Jerusalén. El clima de violencia e inseguridad en Tierra Santa está en aumento y afecta también a los cristianos. La Iglesia local ha pedido a las autoridades que extremen las precauciones para que estos episodios no es vuelvan a producir.

El pasado jueves 16 de marzo, a las 18:3oh, dos personas en moto dispararon contra la fachada del colegio y convento de las Hermanas Franciscanas en la ciudad de Nazaret. En ese momento no había alumnos y las religiosas estaban rezando en la capilla, por lo que no hay que lamentar víctimas mortales. «Fueron los transeúntes quienes dieron la voz de alarma y llamaron a la policía», ha declarado monseñor Rafiq Nahara, vicario del Patriarcado latino en Israel.

Una sociedad cada vez más violenta

El prelado, tras este ataque «extremadamente grave», escribió a los ministerios israelíes de Educación, Interior y Asuntos Exteriores para pedirles «una investigación rápida» y medidas para evitar que un suceso así se repita. «Vemos este suceso con gravedad, ya que los conventos y escuelas cristianos siempre han estado fuera del círculo vicioso de la violencia en la sociedad árabe. Es un milagro que no haya habido víctimas en este incidente y que se haya evitado una enorme catástrofe», escribió.

Para los cristianos de Israel, un acto así es una sorpresa: «No estamos acostumbrados a sucesos tan violentos, especialmente en relación con nuestras escuelas. Tienen una buena reputación, son lugares abiertos a estudiantes cristianos y musulmanes, son lugares donde la gente vive junta», ha dicho Monseñor Nahara. Sin embargo, este ataque forma parte de un clima de violencia latente en el seno de la sociedad árabe israelí, especialmente en los últimos cuatro años, admite Nahara. «En las ciudades árabes hay muchos tiroteos, a veces contra personas, extorsiones de dinero o usura que pueden llegar a la violencia física», afirma.

Ataque contra la iglesia del Sepulcro de María

Según fuentes locales, dos radicales judíos irrumpieron, empuñando unas barras de hierro, en la celebración de la Misa en la iglesia del Sepulcro de María, en Jerusalén, el pasado domingo 19 de marzo. Los dos atacantes intentaron destrozar los objetos sagrados que se conservan en el interior del edificio, además de agredir físicamente al arzobispo Joachim de Amissos y a un sacerdote que celebraban el oficio dominical. Los atacantes fueron sorprendidos por algunos de los fieles presentes en el lugar y detenidos hasta la llegada de las fuerzas de seguridad. Por la tarde, la policía confirmó la detención de un hombre de 27 años, originario del sur del país, pero no brindó más detalles sobre la identidad del sospechoso.

El patriarcado greco-ortodoxo de Jerusalén ha denunciado el ataque producido en la iglesia del Sepulcro de María, en Jerusalén, el pasado domingo 19 de marzo. «Condenamos el atroz atentado terrorista» perpetrado por “dos extremistas israelíes” ayer por la mañana durante la liturgia dominical. Así se expresaron en una nota los dirigentes de la comunidad cristiana de Tierra Santa, al comentar este ataque en uno de los lugares de culto más importantes para los ortodoxos, situado frente a la iglesia de Getsemaní. Los autores de este «crimen atroz» -cometido durante “el tiempo de Cuaresma” que prepara a la Pascua- «intentaron lastimar al arzobispo Joachim» mientras celebraba el oficio y a «uno de los sacerdotes», continúa la declaración.

Escalada del discurso de odio y crisis en el gobierno israelí

Para los líderes cristianos, los ataques son una consecuencia natural de la escalada del discursos de odio e incitación a la violencia en Israel, un fenómeno creciente que acaba salpicando a la sociedad. El blanco de los ataques son los cristianos, pero los musulmanes también se ven afectados por esta continua espiral de odio, provocación, violación del statu quo y una estrategia de tensión que amenaza con desembocar en un conflicto abierto.

En declaraciones a AFP, Bilal Abu Nab, un vendedor que trabaja cerca de la iglesia, dijo que el ataque fue perpetrado por dos judíos: uno de ellos vestía un “yarmulke” (el kipá que tradicionalmente cubre la cabeza) y el otro un «tzitzit» (refiriéndose a los flecos del manto que vestía). Un sacerdote resultó herido en la cabeza. El nuevo atentado «terrorista» se produce en un momento de profunda tensión en Tierra Santa, y por diferentes motivos: en primer lugar, la crisis interna de Israel, donde decenas de miles de personas han salido a las calles junto a jueces y magistrados para protestar contra la reforma de la justicia impulsada por el gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu. 

Ayúdanos compartiendo este contenido en tus redes sociales

Actualidad sobre la Iglesia necesitada y perseguida

JUL122024
ACN entrevista al Patriarca copto católico de Alejandría
JUL102024
Treinta años después de su regreso a este país del sur de Asia, donde los cristianos son una pequeña minoría
JUL102024
ACN apoya la evangelización en países necesitados con una nueva campaña de material catequético
Para estar al día de noticias, proyectos, testimonios, campañas de oración, eventos