Apoyo a la pastoral juvenil de la Diócesis de Faisalabad

 

La juventud cristiana paquistaní debe aprender a sentirse orgullosa de su fe y a que sepa reaccionar de forma competente ante los prejuicios de una sociedad radicalizada. Por eso la Iglesia trabaja para mantener numerosas escuelas dominicales para darles esa formación que necesitan

 
DATOS DEL PROYECTO
  • Tipo de proyecto: Formación

  • Ayuda aprobada: 7.150 €

  • Ref. proyecto: 328-08-49

Dona ahora »

 

De los 207 millones de habitantes de la República Islámica de Pakistán, la mitad tiene menos de 25 años y un tercio, menos de 14.

En una sociedad donde el 97 % son musulmanes, los jóvenes cristianos afrontan muchos más desafíos que los musulmanes, tienen pocas posibilidades de avanzar profesionalmente y ascender en la sociedad. Las minorías religiosas conforman la clase social más baja y la mayoría de sus miembros trabajan como barrenderos, jornaleros o empleados domésticos. Un nombre cristiano puede bastar para no ser admitido en la universidad y los no musulmanes no son considerados ciudadanos pakistaníes de pleno derecho. Incluso se les da un trato peyorativo en los libros escolares y se ocultan sus contribuciones al país. En cambio, el Islam se propaga en casi todas las materias escolares, por ejemplo, a través de los temas de redacción. Los alumnos cristianos son insultados, presionados para que se conviertan al Islam y marginados. Las niñas, además, están en desventaja debido a su género, por lo que se las discrimina por partida doble. Las jóvenes cristianas corren peligro de ser secuestradas y obligadas a casarse con musulmanes, lo que implica una conversión forzada al Islam.

Por todo ello, la Iglesia Católica paquistaní le da una gran importancia a que la juventud cristiana aprenda a sentirse orgullosa de su fe y a que sepa reaccionar de forma competente ante los prejuicios y la ignorancia.

Muchos niños católicos asisten a alguna de las numerosas escuelas dominicales, pero también los jóvenes necesitan orientación y fortalecimiento en su camino de fe. Para ello, la Iglesia paquistaní inauguró en noviembre de 2019 el Año de la Juventud promoviendo numerosas iniciativas.

La Comisión de la Juventud de la Diócesis de Faisalabad nos ha pedido apoyo para sus programas de pastoral juvenil, destinados a fortalecer a los hombres y mujeres jóvenes para que se mantengan firmes en la fe, pero también para que encuentren el lugar que les corresponde en la sociedad. Y Ayuda a la Iglesia Necesitada ha respondido con 7.150 € donados por nuestros benefactores para apoyar a estas iniciativas.

 

Los jóvenes cristianos de Pakistán necesitan de muchas ayudas para poder vivir su fe

Ayuda a la Iglesia Necesitada quiere aportar una ayuda de 7,150 € para los jóvenes más necesitadas de Pakistán

¿Te sumas para hacerlo posible?

Haz un donativo