Monseñor Rolando Álvarez, obispo de la diócesis de Matagalpa en Nicaragua. (ACN)
16 enero 2024

ACN celebra la liberación de Mons. Rolando, pero denuncia la falta de libertad religiosa en Nicaragua

Cuatro de las nueve diócesis del país centroamericano tienen a sus prelados en el extranjero y el 15% del clero ha sido exiliado

Los obispos de Matagalpa y Siuna, así como otros 16 sacerdotes y seminaristas han sido expulsados a Roma

ACN.– La presidenta ejecutiva internacional de Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), Regina Lynch, ha acogido con cautela la liberación de Mons. Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa, en Nicaragua, y un grupo de clérigos: “Es una buena noticia, aunque no hay que olvidar que ha estado encerrado durante 16 meses. Esperamos que pueda recibir el apoyo necesario para recuperarse después del largo período de detención. ACN también se alegra por la liberación del obispo restante, 15 sacerdotes y dos seminaristas que estuvieron en prisión por un período más corto, pero debemos resaltar cuán tremendamente injusto es que se hayan visto obligados a vivir separados de sus feligreses y sus familias. La incertidumbre y el miedo entre la comunidad también es grande”.

La fundación pontificia muestra así su alegría por esta noticia, pero a la vez expresa su preocupación por el hecho de que se hayan visto obligados a abandonar el país y por la continua represión de la libertad religiosa. “La libertad religiosa es una piedra angular de la libertad, y los regímenes autocráticos siempre temen el testimonio y la voz de aquellos cuyas vidas están dedicadas a vivir y difundir el Evangelio del amor. Las restricciones a la libertad religiosa continúan en un país donde cuatro de nueve diócesis tienen ahora obispos viviendo en el extranjero. Oramos para que la Iglesia y el pueblo de Nicaragua algún día sean libres de decir lo que piensan y de practicar su fe sin miedo ni repercusiones”, concluyó Regina Lynch.

Exilio masivo de clérigos

La liberación fue anunciada en un comunicado oficial del Gobierno de Nicaragua, acompañado de una lista de los nombres de los liberados y exiliados. El grupo fue liberado el domingo 14 de enero y llegó a Roma el mismo día, con excepción de uno, que permaneció en Venezuela por problemas de salud. También ha sido liberado el obispo de Siuna, Isidoro de Carmen Mora Ortega, arrestado durante una gran represión en el pasado mes de diciembre, por mencionar a Álvarez en una homilía.

La liberación y exilio masivo de clérigos parece encajar en un patrón de comportamiento del régimen contra la Iglesia y sus miembros. En octubre de 2023, otros 12 sacerdotes fueron liberados de prisión y enviados al Vaticano, y otro grupo ya había formado parte de un exilio masivo a Estados Unidos en febrero de 2023. La presión internacional, tanto política como mediática, se ha intensificado en las últimas semanas en un contexto de represión que tiene pocos precedentes en América Latina.

Un clero en disminución

El exilio forzoso de esta última oleada de sacerdotes se suma a la creciente lista de clérigos que tienen que abandonar el país desde que el régimen comenzó su creciente opresión contra la Iglesia, entre ellos el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, que fue expulsado en marzo de 2022..

La fuga de sacerdotes ya ha planteado dificultades pastorales y administrativas en algunas diócesis. “Tres de las diócesis de Nicaragua están ahora encabezadas por obispos que están en el exilio: Matagalpa y Estelí – ambas encabezadas por Álvarez – y Siuna. Anteriormente, en 2019, el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez Ortega, se exilió por mayores preocupaciones de seguridad. Otra diócesis tiene un obispo que ha superado la edad de jubilación, y el arzobispo de Managua, el cardenal Leopoldo Brenes, cumplirá 75 años en marzo”, dice Lynch.

Desde 2022, han sido detenidos al menos 50 sacerdotes en Nicaragua. Según algunas estimaciones, alrededor del 15% del clero del país vive ahora en el extranjero. Algunos se han exiliado por miedo a ser detenidos, otros fueron deportados por el régimen y a un tercer grupo se le negó entrar de nuevo en el país tras viajar al extranjero. El gobierno también ha deportado a religiosos y religiosas extranjeras, como las Hermanas de la Caridad, de la Madre Teresa de Calcuta, que se dedica a atender a los más pobres y necesitados.

Ayúdanos compartiendo este contenido en tus redes sociales

Actualidad sobre la Iglesia necesitada y perseguida

JUN142024
"A pesar de la violencia y el peligro de muerte, todos los sacerdotes han decidido permanecer en sus parroquias"
JUN122024
Los hechos fueron documentados en un video escalofriante que los yihadistas difundieron y que circula por las redes sociales
JUN102024
Agradece a ACN por su ayuda: "La respuesta de ACN y de otras organizaciones benéficas cristianas fue una gran ayuda que nos permitió ayudar a los necesitados"
Para estar al día de noticias, proyectos, testimonios, campañas de oración, eventos