Arzobispo Andrea Han Jingtao fallece en China

› Durante 27 años estuvo en trabajos forzados, Mons. Andrea Han estuvo muy involucrado en la formación de sacerdotes, religiosas y laicos

25/02/2021

ACN.- Los dias 30 y 31 de diciembre del año pasado (2020), falleció Mons. Andrea Han Jingtao, obispo “no oficial” de Siping, en la provincia de Jilin (China continental). Nacio el 26 de julio de 1921 en una devota familia católica de Shanwanzi, condado de Weichang, Hebei, su familia se mudó al condado de Linxi, Mongolia Interior durante su infancia. En 1932 ingresó al Seminario Menor de Siping y en 1940 al Seminario Mayor de Changchun. El 14 de diciembre de 1947 fue ordenado sacerdote. Por su fe católica y su lealtad al Papa, en 1953 fue detenido y, tras un período de prisión, condenado a trabajos forzados durante 27 años, 6 de los cuales pasados en régimen de aislamiento en un búnker.

Santuario Nuestra Señora de las Montañas, China. (ACN).

Siempre estuvo al servicio de los más necesitados y desfavorecidos

Fue consagrado el 6 de mayo de 1982 en secreto como obispo coadjutor de Siping, de la cual, en 1986, tras la muerte de Mons. Chang Zhenguo, se convirtió en obispo ordinario. Como tal, se involucró particularmente en la formación de sacerdotes, religiosas y laicos, sin dejar de sensibilizar a todos los fieles sobre la evangelización y la caridad. Fue el fundador de la Legio Mariae y la congregación religiosa de Monte Calvario, rama masculina y rama femenina. En 1993 llevo a cabo el primer centro de salud y la primera residencia de ancianos de la diócesis, así como un orfanato.

El prelado  vivió bajo el estricto control de la policía. Después del funeral, al que el clero y la iglesia no pudieron asistir por las restricciones el cuerpo fue incinerado. Gracias a las insistentes peticiones de los familiares, las autoridades locales permitieron que las cenizas del prelado fueran depositadas en el cementerio de la aldea natal, junto a sus padres.