Cardenal de Burkina Faso infectado por COVID-19, ofrece su enfermedad por la paz

› Mons. Philippe Ouedraogo, arzobispo de la capital Ouagadougou, ha escrito a ACN después de haber dado positivo en coronavirus

08/10/2020

ACN.- Una oración por todos los enfermos y «por la reconciliación, la justicia y la paz en Burkina Faso», este es el mensaje de una carta enviada hace unos meses a Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) por el Cardenal Philippe Ouedraogo, Arzobispo de Uagadugú, la capital del país, después de haber sido declarado positivo por COVID-19.

“Queridos hermanos y hermanas, en la mañana del lunes 30 de marzo de 2020 recibí el resultado positivo de mi prueba, realizada 48 horas antes. Así me uní a las innumerables multitudes de pacientes confinados en todo el mundo para recibir atención médica», escribe el cardenal Ouedraogo, afectado por el coronavirus.

Mons. Philippe Ouedraogo, arzobispo de la capital Uagadugú. (ACN)

En esta carta a sus «amigos cristianos y no cristianos», dice que está recibiendo «buenos cuidados», agradece a sus colaboradores más cercanos, al personal de enfermería que lo rodea, y a todos los que lo apoyan, ya sea «mediante una llamada telefónica» o «rezando por él».

Unidad frente a la pandemia

El prelado ha hecho también una llamada a la solidaridad: «Además, me gustaría, desde lo más profundo de mi corazón como pastor, pedir una profunda efusión de solidaridad a nivel local, regional e internacional para los pacientes con COVID-19. Hay una necesidad urgente: ¡Necesitamos medios adecuados para salvar a muchas vidas afectadas! «Un solo dedo no recoge la harina», nos enseña la sabiduría africana. Por lo tanto, unámonos para expulsar esta terrible enfermedad, con sus lamentables consecuencias, fuera de nuestro país y fuera del mundo».

«Ofrezco este tiempo y mi oración diaria»

En este país afectado por una ola de terrorismo sin precedentes, el cardenal Ouedraogo dice que «ofrezco de buena gana este tiempo de juicio» y su «oración diaria: por cada persona afectada por el virus; por el fin de la matanza de personas inocentes por las fuerzas del mal; por la reconciliación, la justicia y la paz en Burkina Faso».

Un millón de desplazados internos

Desde hace casi cinco años, los cristianos del norte del país en particular se han visto afectados por una ola de terrorismo. En febrero, una delegación de ACN fue a evaluar la difícil situación de los cristianos en el norte del país y reiteró la solidaridad de la Iglesia universal.
Según fuentes de ACN, casi un millón de personas son desplazados internos y desde 2019, más de 1.000 personas, cristianos y musulmanes, han sido asesinadas.

Ayuda a la Iglesia Necesitada ha lanzado una nueva campaña de ayuda a la Iglesia en apoyo a la emergencia del coronavirus, con el título «Las víctimas invisibles de la pandemia». La fundación pontificia se pone al servicio de sacerdotes, religiosas, religiosos y obispos para socorrer las principales necesidades frente a la pandemia, sin que se frene la misión de anunciar el Evangelio.

Ante el Covid-19, ayúdales a continuar

El Covid-19 está haciendo mella en los más vulnerables del mundo pero también en los miles de sacerdotes y religiosas que permanecen a su lado. Ayúdales a continuar para que ahora más...