China: Autoridades ofrecen recompensa a quienes denuncien actividades cristianas

› Cualquier información telefónica, correo electrónico o carta puede recibir compensaciones de hasta 150 dólares en la provincia de Heilongjiang

27/08/2021

ACN.-La agencia de noticias «Asia News» se hace eco de como las autoridades del gigante asiático han implementado un nuevo sistema de control de las comunidades cristianas a fin de reprimir las «actividades religiosas ilegales». En la localidad de Chengdu arrestaron a dos miembros de la Iglesia Early Rain Covenant y los agentes recurrieron al uso de la fuerza durante el procedimiento.

Desde principios de agosto en el distrito de Meilisi Daur de la ciudad de Qiqihar, en la provincia de Heilongjiang, al noreste del país, se encuentra vigente el «Sistema de recompensas por denunciar delitos de actividades religiosas ilegales». El China Christian Daily informó que las denuncias puede recibir una compensación de hasta mil yuanes (unos 150 dólares).

Agentes arrestando a Dai Zhichao y He Shan. (Asia News).

Según el ranking 2021 que elabora el Open Doors China ocupa el puesto 17 entre los países del mundo donde los cristianos sufren mayores persecuciones. Sin duda esta ley no ayudará a mejorar la situación en términos de libertad religiosa, tras la introducción del  «gran hermano» para la práctica religiosa, las multas a los obispos por celebrar misa y la destrucción de iglesias, solo por citar algunos casos recientes.

La ley de denuncias, explican los promotores, se propone «reforzar el control de las actividades religiosas ilegales en el distrito» para evitar «posibles nichos de covid-19 como resultado de las reuniones». La persecución de las «actividades ilegales» también tienen como objetivo «garantizar un panorama religioso armonioso y estable». En resumen, desde el nuevo coronavirus hasta la necesidad de estabilidad, cualquier excusa es buena para atacar la libre práctica del culto, especialmente contra los cristianos.

También sanciona a quienes colocan material religioso fuera de los lugares de culto, promueven donaciones de bienes o dinero «no autorizadas» o distribuyen impresos y publicaciones. Las denuncias se pueden hacer por teléfono, correo electrónico o carta escrita y pueden ser anónimas. Este sistema ya se utiliza en otras partes de China, como en el distrito de Boshan, en Shandong y afecta sobre todo a lo que se denomina iglesias domésticas.

Para seguir con el tema de la libertad religiosa, el 22 de agosto la policía llevó a cabo una redada en una iglesia protestante independiente en la provincia de Sichuan. Durante el servicio dominical, arrestó a dos miembros del grupo y puso bajo custodia a varios menores. El objetivo era la iglesia Early Rain Covenant, de Chengdu, donde los agentes arrestaron a Dai Zhichao y He Shan y ambos pasarán 14 días en prisión, a la espera de la decisión de los  jueces. Según informes de Radio Free Asia (RFA), los agentes actuaron sin una orden judicial y utilizaron la fuerza, golpeando a algunos fieles de la comunidad. Los niños fueron retenidos durante unas horas en el cuartel y después recuperaron la libertad.