Iglesias y viviendas quemadas durante los ataques anticristianos en Pakistán (ACN)
Iglesias y viviendas quemadas durante los ataques anticristianos en Pakistán (ACN)
18 agosto 2023

Más de 700 detenidos tras los ataques contra los cristianos en Pakistán

› Fuentes cercanas a ACN aseguran que 21 lugares de culto han sido atacados y muchos de ellos incendiados

El arzobispo Benny Travas: Los cristianos son «ciudadanos de segunda clase a los que se aterroriza a voluntad»

ACN.– Más de 700 detenidos por los ataques anticristianos en Pakistán. Así lo aseguró la policía local tras las agresiones contra los cristianos paquistaníes perpetradas por islamistas de Jaranwala. Además, según informes de fuentes locales, 3.000 policías, incluidas fuerzas de élite, han sido desplegados en la zona. Otras fuentes cercanas a la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) explican que, 21 lugares de culto fueron atacados, muchos de ellos incendiados. Como consecuencia de estos hechos de persecución anticristianos cerca de 1.000 cristianos de Pakistán, pasaron la noche en campos de caña de azúcar. Muchos de ellos lograron escapar de las turbas que se lanzaron contra sus hogares, destruyendo hasta la última bombilla.

La fuente de ACN, que no puede ser citada por razones de seguridad, dijo que en una amplia zona, tanto rural como urbana, los hogares cristianos fueron elegidos para ser atacados. En lo que, según él, tenía todas las características de un acto de violencia premeditado. Después de que muchos huyesen, «algunos regresaron a sus casas desesperados por comer algo, pero cuando llegaron lo encontraron todo destruido. Nada donde sentarse, nada de lo que beber, ni siquiera una bombilla».

Iglesias dañadas e incendiadas

Describiendo el amplio ataque contra iglesias de todas las confesiones, dijo: «En las iglesias que han atacado, todo está destruido… el altar, las estatuas… no queda nada. No puedo describir lo que han hecho con las estatuas de Jesús y María». Cuando esta persona llegó a Jaranwala, la policía le aconsejó que quitara el rosario que llevaba en el parabrisas. De esta manera, le advirtió de que podría volver y encontrar el coche destruido o desaparecido. Además, aseguró que mientras recorría la zona, podía ver cómo las casas de los cristianos estaban dispersas. «50 o 60 por aquí, dos o tres por allá y, sin embargo, todos los hogares cristianos han sido atacados, no ha quedado nada». 

Cristianos pasan la noche en campos de caña de azúcar en Jaranwala, Pakistán. (ACN)

Los cristianos de Pakistán: «ciudadanos de segunda clase»

Por su parte el arzobispo paquistaní Benny Travas hizo pública una carta, enviada a ACN. En ella condena la violencia y critica la actuación de las autoridades en materia de justicia para los cristianos que sufren actos de violencia. «Una vez más, tenemos las mismas condenas de siempre y las visitas de los políticos y otros funcionarios del gobierno expresando su solidaridad con la comunidad cristiana y que ‘se hará justicia'», aún así, aseguró que «en realidad nada se materializa y todo queda en el olvido».

Describiendo cómo se desencadenaron los disturbios por las acusaciones de blasfemia en Jaranwala, el arzobispo Travas expresó que siendo jefe de la comunidad cristiana católica residente en Karachi, no puede comprender nada. Cómo su pueblo puede faltar al respeto a cualquier religión o a cualquier libro religioso. 

También aseguró que «nosotros, como comunidad cristiana, hemos mostrado una y otra vez nuestra fidelidad a la nación de Pakistán y, sin embargo, incidentes como este en Jaranwala demuestran que en realidad somos ciudadanos de segunda clase a los que se aterroriza y atemoriza a voluntad».

Acción de la policía tras los ataques

El arzobispo de Islamabad-Rawalpindi y presidente de la Conferencia Episcopal Católica, Joseph Arshad, calificó los atentados de ayer de «acto abominable que contradice la esencia misma de la paz, el respeto y la tolerancia que nuestra nación se esfuerza por defender». Y, además, resaltó: «hago un llamamiento urgente al gobierno del Punjab para que tome medidas rápidas, decisivas y resueltas contra los responsables de perpetrar este acto atroz. Los culpables deben ser identificados, detenidos y llevados ante la justicia». 

Las declaraciones de los arzobispos se producen en un momento en que el ministro jefe interino del Punjab, Mohsin Naqvi, ha prometido este jueves restaurar en pocos días todas las iglesias y viviendas afectadas. Los administradores del distrito han prohibido durante siete días todas las formas de reunión, excepto las organizadas por el gobierno. Después de los 700 detenidos por los ataques anticristianos en Pakistán, el gobierno de Punjab ha ordenado una investigación para esclarecer el incidente, con las condiciones establecidas por el primer ministro interino, Anwaarul Haq.

El arzobispo Joseph Arshad con los medios de comunicación en Pakistán. (ACN)

«Un asalto a los principios»

El arzobispo Joseph Arshad, presidente de la Conferencia de obispos católicos de Pakistán, se mantiene “unido con un corazón apesadumbrado». Desde allí, ha condenado todos los incidentes: “La destrucción de lugares sagrados, textos religiosos y viviendas es una violación que afecta no solo a la comunidad cristiana, sino a todos los individuos que defienden la unidad y la convivencia”. También, ha llamado a la acción y solidaridad con la comunidad cristiana pidiendo oraciones y apoyo con las víctimas y sus familias afectadas por este terrible acto. 

El arzobispo ha querido remarcar que estos actos de violencia e intolerancia no son solo un ataque a la comunidad cristiana, sino que también son “un asalto a los principios que forman la base de nuestra sociedad diversa”. Al ver los cientos de detenidos por los ataques anticristianos en Pakistán y todo lo ocurrido en el pueblo hace un llamamiento urgente al gobierno de Punjab «para que tome medidas rápidas, decisivas y resueltas contra los responsables de perpetrar este acto atroz”.

«Compasión, perdón y solidaridad»

El Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2023 (ILR 2023) de Ayuda a la Iglesia Necesitada revela que Pakistán es un lugar que cuenta con una población casi por completo musulmana.

En cambio, los cristianos figuran entre las minorías religiosas. Para el presidente de la Conferencia de obispos católicos de este país asiático, este ataque «es un sombrío recordatorio de que nuestra sociedad debe permanecer unida contra todas las formas de odio y violencia”. De esta manera, reclama usar este momento oscuro “como una oportunidad para unirnos, apoyarnos mutuamente y reconstruir lazos más fuertes de comprensión y empatía”.

El arzobispo Joseph Arshad ha querido recordar “las enseñanzas de la compasión, el perdón y la solidaridad que están en el centro de nuestra fe” y ha pedido que “juntos superaremos estos desafíos y trabajaremos incansablemente para garantizar que tales incidentes sean erradicados de nuestra sociedad”. 

EMERGENCIA PAKISTÁN

Claman nuestra ayuda urgente para seguir viviendo, porque lo han perdido todo.

Ayúdanos compartiendo este contenido en tus redes sociales

Actualidad sobre la Iglesia necesitada y perseguida

FEB282024
La ayuda de los benefactores de ACN está siendo crucial para sostener a tantas personas y para hacer frente a enormes necesidades
FEB272024
El 22% de los cristianos de todo el mundo viven en países donde no se respeta la libertad religiosa
FEB262024
Durante el acto murieron 12 fieles y tres a consecuencia de sus heridas
Para estar al día de noticias, proyectos, testimonios, campañas de oración, eventos