Los cristianos del pueblo de Qaraqosh, Irak, esperan con alegría a Francisco

› El Papa tiene previsto visitar esta localidad de la Llanura de Nínive, que era la ciudad cristiana más grande del país, antes de la invasión del Daesh

12/01/2021

ACN, María Lozano.- El papa Francisco visitará Irak del 5 al 8 de marzo. Uno de los lugares en la agenda del viaje del santo padre es Qaraqosh – o Baghdeda, como la llaman los cristianos en arameo -, a 32 kilómetros al sureste de Mosul. Antes de la invasión de Daesh era la ciudad cristiana más grande de Irak. Después de que las fuerzas iraquíes y sus aliados recuperaran estos territorios, en octubre de 2016, decenas de miles de cristianos desplazados regresaron a sus hogares.

Según los últimos datos publicados por la fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), que ha ayudado en la reconstrucción de los mismos, el 43% de las familias cristianas que vivían en Qaraqosh antes de la invasión de Daesh han regresado. ACN ha preguntado a tres cristianos, involucrados en la reconstrucción de la ciudad, qué esperan de la visita del Papa.

Fadi Saqat camina por una calle de Qaraqosh aún destruida. (ACN- F. Essa)

Un lugar importante para Francisco y la Iglesia

Para Rooney Baqtar, un ingeniero de 42 años, la visita del Papa «tiene un valor moral, no económico. Este tema ocupará la opinión pública en el mundo y especialmente en Irak. Siento que tengo un lugar importante en él». Baqtar le pediría al Papa que abogue por protección internacional para los cristianos iraquíes, ya que es una comunidad está sufriendo la migración forzada del país ante la situación de inseguridad.

A este laico ingeniero le gustaría que Francisco conozca en personas las iglesias y las casas que hay aún quemadas en Qaraqosh, «para que vea el daño que dejó ISIS en esta ciudad. Y también nuestro Museo del patrimonio de Baghdeda para presentarle nuestro historia y cultura».

La frágil presencia cristiana en Irak

El padre Ammar Yako es un sacerdote sirio-católico de 44 años. Vive en Qaraqosh mientras esta localidad sigue en proceso de reconstrucción. «La visita del Papa es lo que más hemos deseado aquí. Es una gran bendición. Sentimos un gran anhelo de verlo», reconoce el padre Yako.

Señala que la importancia de esta visita son las condiciones tan vulnerables que sufren los cristianos en Irak. Hay varias causas de esa fragilidad, una de ellas son las secuelas que ha dejado Daesh, con su enorme destrucción, lo que ha llevado a que muchos cristianos se hayan planteado la emigración.

 

P. Ammar Yako dentro de la iglesa de Al-Tahira antes de su reconstrucción. (ACN)
Rooney Baqtar, ingeniero cristiano de Qaraqosh. (ACN)

«Muchos problemas pesan sobre nosotros. Pero cuando Francisco nos visite, nos dará esperanza, confianza y aliento y reducirá esta carga. Además del hecho de que la situación de seguridad en Irak, especialmente la política, es inestable, se espera que a la llegada del Papa se garantice su seguridad de manera correcta».

El padre Yako afirma que le gustaría pedir la bendición a Francisco para el servicio y la entrega de tantos sacerdotes iraquíes. También «Le pido que ayude a todos los que están en peligro en este país, ya sean cristianos o musulmanes. Que intente movilizar a los países del mundo para que apoyen a este país que necesita ayuda».

Por último este joven sacerdote estaría encantado de enseñar al Papa la iglesia de Al-Tahira de Qaraqosh, que es un símbolo más importante del patrimonio de los cristianos en esta localidad y en la región de la Llanura de Nínive. Es considerada uno de los templos cristianos más antiguos y más grandes de Irak.

Esperanza y ánimo para no abandonar sus casas

Los proyectos que financia ACN en la Llanura de Nínive, en el pueblo de Qaraqosh y otra decena de localidades de la región, son coordinados por Fadi Saqat, un joven cristiano de 27 años. Saqat espera poder ver también pronto al Papa, porque reconoce que «levantará el ánimo y la moral, más que cualquier otra cosa. Todos los ojos del mundo se dirigirán a Baghdeda. Así, el mundo sabrá lo que le sucedió a esta ciudad. La terrible destrucción y la migración forzada. También sería bueno si luego recibimos más ayuda y apoyo. Esta visita es realmente importante para nosotros, significa que no estamos solos y hay quienes rezan por nosotros. Esto nos dará esperanza, nos animará a permanecer en nuestra tierra y no dejarla.»

El coordinador de proyectos de ACN expresa que le gustaría agradecer a Francisco elegir Irak para su próximo viaje, «también quiero darle las gracias por todo lo que nos ha ayudado durante el último periodo. No me olvido de su gran solidaridad y del gesto de subastar un Lamborghini que le regalaron para apoyar con ese dinero la reconstrucción de la Llanura de Nínive. También quiero que siga orando por nosotros para que la paz llegue a Irak».

Ayuda a la Iglesia Necesitada tiene actualmente más de 50 proyectos en marcha para la reconstrucción y el apoyo de la pastoral de las Iglesias locales de diferentes ritos cristianos en Irak.