Nigeria: «Nuestra tierra es un charco de sangre»

› Mensaje del obispo de Sokoto, en el norte del país, en el 60º aniversario de la independencia de Nigeria

07/10/2020

ACN, Joop Koopman.- En un mensaje del 1 de octubre en el marco del 60 aniversario de la independencia de Nigeria del gobierno británico, el obispo Matthew Kukah de la diócesis de Sokoto criticó duramente al presidente del país, Mohammadu Buhari, y lo culpó de no ser capaz de controlar la violencia que arrasa el país, gran parte de la cual afecta especialmente a los cristianos.

¿Dónde están las hijas de Chibok? ¿Dónde está Leah Sharibu? ¿Quiénes son los asesinos patrocinados que han invadido nuestra tierra? Nuestra tierra es ahora un charco de sangre. Señor presidente, ponga a cero el reloj antes de que sea demasiado tarde. Rezo por usted para que Dios toque su corazón y así adapte los ideales de nuestros antepasados. Esta no es la Nigeria con la que ellos soñaban”, dijo el obispo en el comunicado enviado a la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN).

Mons. Matthew Hassan Kukah, obispo de Sokoto, Nigeria. (ACN)

En el contexto de los conflictos étnico-religioso y las matanzas de agricultores cristianos por pastores seminómadas mayoritariamente musulmanes que afectan el norte del país, el prelado añadió que “el nepotismo se ha convertido en la nueva ideología de este gobierno. Siguiendo esta ideología, se estima que el presidente ha entregado el 85% de los puestos clave a los musulmanes del norte y se ha asegurado de que los hombres de su religión se aferren a las riendas del poder en las áreas más críticas de nuestra vida nacional; ¡la Asamblea Nacional y las Agencias de Seguridad! «

El obispo Kukah denunció que “el presidente ha sido bastante diligente y centrado en la búsqueda de una agenda política que es claramente ajena a las aspiraciones y esperanzas de nuestro pueblo más allá de las orientaciones religiosas. Nigeria no era nada como esto antes de su llegada. ¿Cuánto tiempo durará esta mentira antes de que se difumine ante nuestros ojos? Vivimos una mentira y lo sabemos «. «En Nigeria, gobernar es una empresa criminal, no una llamada al servicio«, ha denunciado el obispo.