Obispo de Kikwit, R.D.Congo: “El Papa viene a decirnos a los congoleses: ‘reconcíliense’”

› El papa Francisco visitará el país del 2 al 5 de julio de este año

18/05/2022

ACN.- El papa Francisco visitará la República Democrática del Congo del 2 al 5 de julio de este año.  En su visita a la sede internacional de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) en Alemania, Mons. Timothée Bodika Manyisai, obispo de Kikwit en el centro oeste del país, cuenta cómo se preparan los católicos para recibir la visita del Papa.

En la última visita Ad Limina Apostolorum a Roma en el 2014, cuando Mons. Bodika era obispo auxiliar de Kinsasa, los obispos del país invitaron al papa Francisco a visitar su país. “El santo padre nos dijo: ‘sí, un día iré’. Finalmente este momento llegó”, dice. El papa Juan Pablo II estuvo en el país en 1980 y en 1985. 37 años después, un sucesor de san Pedro volverá a visitar la República Democrática del Congo. “Cuando se hizo pública la noticia de la visita del Papa, nos alegramos mucho. Es san Pedro que viene a nosotros. Viene como pastor a confirmarnos en la fe. Nos sentimos bendecidos con su vista”, afirma Mons. Bodika.

Mons. Timothée Bodika Manyisai, obispo de Kikwit. (ACN)

Para los católicos es una gran alegría, entre aquellos que no conocen al Papa hay también mucha curiosidad, asegura el obispo. Los obispos de todo el país están haciendo énfasis en la dimensión espiritual de la preparación para la visita, ya que quieren transmitir al pueblo la conciencia de que el Santo Padre es el sucesor de Pedro que viene a confirmar la fe de su pueblo. “Para ello, se ha procurado que al final de cada eucaristía que se celebre en el país, se rece la oración de preparación para la visita del santo padre”, explica Mons. Bodika, que está al frente de su diócesis desde 2016.

Debido a los muchos y complejos conflictos y dificultades que sufre el segundo país más grande del continente africano, tanto a nivel político y social, se espera que el papa Francisco traiga en primer lugar un mensaje de reconciliación. “El Papa viene a decirnos: ‘Congoleses, reconcíliense’. República Democrática del Congo es un país inmenso, muy rico, pero donde hay mucho sufrimiento en la sociedad. El Papa viene a nosotros en un momento tumultuoso de la vida de nuestro país. Por ejemplo, irá a Goma donde hay mucha tensión, donde hay grupos armados que siembran el terror a causa de intereses egoístas; a pesar de ser la parte más rica del país”, afirma el obispo.

Pero, a pesar de todos los problemas, la Iglesia congoleña tiene también algo que aportar a la Iglesia universal, afirma monseñor Bodika: “En la República Democrática del Congo se ha trabajado mucho el Concilio Vaticano II para darle espacio a los laicos en la Iglesia. Yo le diría al Papa: ‘santo padre, soy el presidente de la comisión episcopal para el laicado. Mírelos, ahí están los laicos. Mire a los jóvenes’”, agrega el obispo entusiasmado.

Desde el 2017, ACN ha apoyado la formación de jóvenes seminaristas y la formación permanente de sus formadores en la diócesis de Kikwit con más de 38.000 euros.