Obispos de Mozambique denuncian la «incomprensible» yihad en el norte del país

› Los ataques yihadistas contra la población y las fuerzas de seguridad ya han dejado más de 1.100 muertos, de ellos 700 civiles

01/06/2020

ACN.- “Estamos profundamente preocupados por el empeoramiento de la situación en Cabo Delgado, que se ha convertido en el escenario de una guerra misteriosa e incomprensible«, así lo afirman en un comunicado recibido en la Agencia Fides, los obispos de la provincia eclesiástica de Nampula, en el norte de Mozambique, una región devastada por la violencia de grupos yihadistas.

«La guerra que comenzó en octubre de 2017 se está extendiendo por toda la provincia y con ella muchas otras formas de violencia y violación de los derechos humanos, deteriorando las condiciones de vida ya precarias y causando un gran sufrimiento entre la población», denuncian los obispos.

Yihadistas ocupan un edificio oficial al norte de Mozambique... para mayo de 2020 ya han matado a más de 700 civiles en el país

Los ataques yihadistas contra la población y las fuerzas de seguridad ya han dejado más de 1.100 muertos, de ellos 700 civiles, según un recuento de la ONG Armed Conflict Location and Event Data Project (Acled). Según las autoridades, al menos 150.000 personas se han visto obligadas a huir del lugar.

Los obispos dan una lista de consecuencias de los ataques yihadistas:

«-incendios en las aldeas,
-destrucción de la infraestructura económica y social,
-poblaciones asustadas y hambrientas,
-familias que huyen, confundidos y desorientados sin saber dónde buscar refugio y protección».

Epicentro del COVID-19 en Mozambique

«Y para empeorar las cosas, la provincia de Cabo Delgado, ya muy afectada, se ha convertido, lamentablemente, en el epicentro en Mozambique, del estallido de la pandemia mundial causada por el COVID-19«.

“Como pastores, queremos expresar nuestra cercanía y solidaridad con todos nuestros hermanos y conciudadanos en Cabo Delgado y, al mismo tiempo, alentarlos a que nunca pierdan el coraje y la esperanza de tiempos mejores. Jesús resucitado ha vencido a las fuerzas del pecado y la muerte, nos asegura que el odio, la destrucción y la muerte no tienen la última palabra, sino que la tienen la victoria de la vida, la justicia y el amor», dicen los obispos.

Finalmente, los obispos recomiendan a los fieles de la provincia de Cabo Delgado que no disminuyan las precauciones necesarias para evitar la propagación del coronavirus. «Por el bien de la vida, la nuestra y la de los demás, todos debemos observar estrictamente las medidas de contención indicadas por las autoridades sanitarias y nuestro gobierno».