Un minero congoleño extrae coltán en una mina de estaño cerca del pueblo de Nzibira, en la República Democrática Congo. (ACN)
13 octubre 2023

El terrorismo sigue extendiéndose por la República Democrática del Congo

En los últimos 10 años, la batalla por el control de las minas de coltán se ha cobrado la vida de más de cuatro millones de congoleños

ACN.La República Democrática del Congo (RDC) posee enormes riquezas minerales, como son el oro, los diamantes, el cobalto y el coltán. Cerca del 70% del cobalto del mundo, que es un metal necesario para fabricar baterías recargables de iones de litio para coches eléctricos y ordenadores, se extrae en el este del país. También, más de una cuarta parte del tantalio, que se utiliza en los teléfonos inteligentes. A pesar de ello, amplios sectores de la población viven en la indigencia.

Antes la inseguridad se concentraba en el norte, pero ahora la violencia se ha extendido por todo el país y hoy varias regiones de la RDC son escenario de conflictos armados en los que participa una constelación cada vez más amplia de grupos rebeldes, entre ellos milicias terroristas islamistas. La situación es compleja, aderezada con una economía de guerra transnacional, en la que intervienen intereses políticos, económicos, étnicos y religiosos, y con el terrorismo alcanzando niveles que constituyen crímenes de lesa humanidad. Según el Informe Libertad Religiosa en el Mundo 2023 (ILR), publicado por Ayuda a la Iglesia Necesitada, en los últimos 10 años, la batalla por el control de las minas de coltán se ha cobrado la vida de más de cuatro millones de congoleños.

Aumentan los grupos terroristas

El número de grupos terroristas, como el M23 y yihadistas como la Alianza de Fuerzas Democráticas, ha pasado de unas pocas decenas en 2006 a aproximadamente 120 en la actualidad. Estas facciones rebeldes cometen atrocidades contra la población con total impunidad. Solo entre abril y junio de 2022, la ONU registró casi 1000 muertes de civiles; en todo 2022, más de 700.000 personas fueron desplazadas. Los extremistas atacan cada vez más a líderes religiosos y lugares de culto.

La Iglesia católica ha criticado la situación y ha defendido abiertamente a las víctimas. En abril de 2021, los obispos destacaron los objetivos de los terroristas, afirmando que “explotan las debilidades de las fuerzas armadas regulares para alcanzar sus objetivos políticos y religiosos”. Por ejemplo, entre los que se encuentran “la ocupación de la tierra, la explotación ilegal de los recursos naturales, el enriquecimiento propio gratuito y la islamización de la región sin tener en cuenta la libertad religiosa”. Se calcula que la necesidad mundial de cobalto impulsada por la tecnología crecerá un 60% de aquí a 2025. No se prevé que disminuyan los atentados en la República Democrática del Congo, la violencia yihadista incluida.

Tierra Santa necesita tu oración

Ayúdanos compartiendo este contenido en tus redes sociales

Actualidad sobre la Iglesia necesitada y perseguida

ABR222024
En 2023, ACN apoyó 56 proyectos en Burkina Faso con más de un millón de euros en fondos
ABR192024
Este país de África Central recibió aproximadamente 3,5 millones de euros de la fundación pontificia en 2023
ABR192024
ACN ha apoyado con 28 proyectos a la Iglesia local en Guinea Ecuatorial en los últimos cinco años para reforzar su labor pastoral
Para estar al día de noticias, proyectos, testimonios, campañas de oración, eventos