Un Lamborghini para Irak

› Gracias a una donación del Papa Francisco, ACN pudo ayudar a los cristianos perseguidos en la llanura de Nínive

11/03/2021

ACN, Massimiliano Tubani.- El Papa Francisco es esperado con impaciencia en Irak. Los cristianos que han sufrido una dura persecución esperan su aliento y guía espiritual. Pero no hay que olvidar que algunos cristianos recibieron la ayuda de Papa Francisco mucho antes de la visita del Pontífice, de forma algo inusual.

En noviembre de 2017, el papa Francisco recibió como regalo del fabricante de automóviles Lamborghini un ejemplar personalizado del modelo Huracán. El santo padre, después de estampar su autógrafo en el capó, decidió venderlo en una subasta para destinar el dinero a la beneficencia. La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) fue una de las organizaciones a las que el pontífice donó parte de la suma recaudada: concretamente, ACN recibió 200.000 euros que destinó al apoyo de las comunidades cristianas iraquíes de la Llanura de Nínive, deseosas de regresar a sus lugares de origen tras la desarticulación militar del autodenominado Estado Islámico.

Papa Francisco, Lamborghini, Italia Noviembre 2017. (ACN).

Con el donativo del santo padre se han llevado a cabo dos proyectos.

El primero es la reconstrucción de la sala polivalente siro-católica consagrada a la Virgen María en Bashiqa, que fue totalmente destruida por los yihadistas del ISIS. De los 200.000 euros donados por el Papa, ACN destinó 166.000 euros a esta iniciativa, a los que se sumaron otros 124.000 euros donados por benefactores de la fundación pontificia en todo el mundo, alcanzándose así un total de 290.000 euros.

El segundo proyecto es la reconstrucción de la guardería siro-católica de Bashiqa, también dedicada a la Virgen María y que fue parcialmente devastada por los extremistas islámicos.

De los 200.000 euros donados por el Papa, ACN destinó 34.000 euros a esta iniciativa. El edificio, que acogerá a unos setenta niños, ya está terminado, aunque las actividades aún no han comenzado debido a la pandemia de la Covid-19. “Estamos felices de haber terminado las obras del jardín de infancia de la Virgen María, que ayudará y animará a nuestros niños a regresar a Bashiqa y a retomar su educación”, aseguran Mons. Yohanna Boutros Mouche, obispo siro-católico de Mosul, y el P. Rezqallah Alsimanni, párroco de la iglesia de la Virgen María.

Según los últimos datos de que dispone ACN, actualizados a 12 de enero de 2021, más del 45% de las familias que residían originariamente en la Llanura de Nínive y que fueron expulsadas por la violencia islamista han regresado a sus hogares, gracias también al gran esfuerzo de solidaridad realizado por la comunidad católica internacional. Las casas reconstruidas con la contribución de varias organizaciones son ya casi el 57% de las que fueron destruidas.

Al destinar el donativo del santo padre a estos dos proyectos, ACN ha querido mostrar su apoyo a los cristianos atacados por el ISIS. ACN se alegra de que ambos se hayan concluido tan cerca del histórico viaje apostólico del papa Francisco a Iraq.