Oración por el regreso
de los cristianos a la Llanura de Nínive

Desde Ayuda a la Iglesia Necesitada, queremos compartir con nuestros hermanos de la Llanura de Nínive la alegría de poder volver a sus lugares de origen, ahora liberados, tras los tiempos oscuros y dolorosos.

Para nosotros el testimonio de fe de nuestros hermanos cristianos de la Llanura de Nínive, que se han mantenido fieles a Cristo en la persecución y en el dolor y a costa de la propia vida, son un resplandeciente ejemplo a seguir.

Rogamos a los nuevos mártires por su intercesión y rogamos a Dios que transforme el duelo de las familias e infunda consuelo en sus corazones y les conceda la gracia de regresar pronto y definitivamente a sus casas. Y que vuelva a habitar la paz en estos lugares donde desde los inicios del Cristianismo se canta la alabanza del Resucitado.

Oración
Por el regreso de los cristianos de Nínive a sus hogares

Señor Dios:

Escucha hoy la llamada de Tus hijos que, habiendo sido dispersados por todo el mundo, hoy emprenden la vuelta a sus hogares. Escucha la oración de los que, desde los inicios del Cristianismo, a orillas del Éufrates y del Tigris, en la tierra de Abraham, nunca cesan de alabar y glorificar Tu nombre.

Durante siglos no ha pasado ni un día en el que allí no celebraran en Tus altares el sacrificio del Cuerpo y la Sangre de Tu Hijo. Sin interrupción, el tañido de las campanas y el canto de los himnos se han elevado hacia Ti, al igual que el incienso que te han ofrecido.

Pero al sacrificio de sus alabanzas se unió un vía crucis, en el que, en aras de Tu nombre, fueron expulsados de sus casas y despojados de sus bienes y su felicidad. En aras de Tu nombre muchos incluso derramaron su sangre, y el sacrificio de sus vidas se unió al sacrificio de Tu Hijo en el Gólgota. Los perseguidores con su sañuda violencia y sus armas parecieron triunfar, y parecía que la muerte y el luto iban a tener la última palabra. Parecía que había llegado el fin.

Sin embargo hoy, oh Señor de la historia y Pastor de Tu pueblo, ha llegado la hora de la liberación. Los que profanaron Tus santuarios, destruyeron las cruces y las imágenes santas, y expulsaron y persiguieron a Tus creyentes se han ido.

Concede a Tu pueblo la gracia de poder retornar a los lugares en los que echa raíces el árbol de su vida. Permite que este árbol dé frutos de paz y permite que Tus creyentes restablezcan Tu honor en los lugares que les has regalado a ellos y a sus antepasados, y conserva este país también para las generaciones venideras, para que nunca se agote la alabanza de Tu nombre en sus iglesias y en sus familias. Por ello te rogamos, Tú que amas a los hombres, por intercesión de la Virgen María, los mártires de la llanura de Nínive y todos Tus mártires. Amén.

Únete y enciende una vela virtual

Tus oraciones tienen un valor infinito. 

Puedes contribuir y mostrar tu apoyo encendiendo simbólicamente una vela para unirte a esta campaña de oración.

0
velas encendidas
 

Haz un donativo