Ayuda al sostenimiento de religiosas

Mauritania

Tipo de proyecto: Sostenimiento de religiosas

Ayuda aprobada: 20.000 €

Ref proyecto: 138-05-39

 

 

La situación de la población en la República Islámica de Mauritania es cada vez más difícil. En 1960, cuando este país -que se encuentra entre los países más pobres del mundo- se independizó, alrededor del 85 % de la población era nómada y vivía del ganado, pero desde principios de los setenta el desierto se ha ido extendiendo y muchos han perdido sus rebaños lo que provoca un crecimiento de la emigración en los suburbios de las ciudades. Al mismo tiempo, el país -que limita al oeste con el Océano Atlántico- se está viendo afectado por la subida del nivel del mar, por lo que algunas partes de las localidades costeras ya no son habitables.

En Mauritania, casi el 100 % de la población es musulmana y los 4.000 cristianos católicos son todos extranjeros.

El Obispo, los sacerdotes y las religiosas de la única diócesis proceden de veinte países europeos, asiáticos y africanos distintos.

Así que, las 27 religiosas que se mantienen en activo tienen mucho trabajo que hacer: asisten a mujeres embarazadas, enfermos, inmigrantes, presos y discapacitados; trabajan en escuelas e instituciones educativas; enseñan habilidades prácticas como la costura, lectura y escritura a mujeres que no han podido asistir a la escuela; y se ocupan de los niños desnutridos, tan solo en la capital, Nuakchot, hay 40.000. 

Por suerte, aunque están notando un aumento de la presión debido al fortalecimiento del islamismo en el país, el trabajo de la Iglesia Católica es apreciado por muchos musulmanes y respetado por el Gobierno debido a sus obras de caridad. El Obispo Martin Happe tiene un amigo mauritano y musulmán que nos comenta:

Guardo hermosos recuerdos de mi infancia con las monjas católicas. Cuando era niño, mis amigos y yo solíamos inventar pequeños dolores y molestias para tocar el timbre de las Hermanas de San José. Sabíamos que, además de la tirita, siempre nos daban un vaso de limonada. Aún recuerdo los nombres de las religiosas que conocí entonces.»

A pesar de todo el respeto, la Iglesia Católica no recibe ningún apoyo financiero por parte del Estado. Este año, gracias al esfuerzo de sus benefactores, Ayuda a la Iglesia Necesitada vuelve a estas 27 religiosas con 20.000 euros para su sustento.

Sin estas 27 religiosas, los cristianos de Mauritania quedarían desatendidos. Tú puedes ayudar a sostenerlas

Haz un donativo

COVID-19: Las religiosas que luchan contra el coronavirus en Burkina Faso

Burkina Faso es víctima de terrorismo, pobreza extrema, persecución religiosa, emergencia humanitaria de desplazados, y ahora, la pandemia de coronavirus. La Iglesia católica allí nos...

Ayuda al sostenimiento de 50 religiosos en Ucrania ante el coronavirus

Estar con la gente, escucharles, transmitirles esperanza, atenderles médicamente… es la principal misión de los religiosos en la diócesis de Kharkiv-Zaporizhzhya, en Ucrania. Pero sin...

COVID-19: Ayuda al sostenimiento de sacerdotes y del seminario menor en Juina, Brasil

El seminario menor de la diócesis de Juina tendrá que cerrar sus puertas en julio si no consigue financiación para seguir formando a sus seminaristas y dando de comer a los sin hogar de...

COVID-19: Ayuda al sostenimiento de sacerdotes en Liberia

9 sacerdotes de la diócesis de Gbarnga necesitan tu ayuda para poder vivir ellos y seguir sosteniendo a sus feligreses que, debido al COVID-19, ya están padeciendo hambre por la pérdida...