Ayuda para reforzar el trabajo pastoral con la tribu de los borana en Etiopía

› La parroquia de la Santa Cruz está situada en una zona remota y subdesarrollada del sur de Etiopía

Sus habitantes pertenecen a la tribu de los borana que, hasta hace uno mucho tiempo, eran nómadas. En la actualidad, cada vez más se asientan definitivamente en un lugar, aunque algunos siguen desplazándose con sus rebaños de ganado.

DATOS DEL PROYECTO
  • Tipo de proyecto: Material catequético
  • Ayuda aprobada: 5.000 €
  • Referencia proyecto: 118-01-49

Dona ahora »

De los 9.000 habitantes de la parroquia, 5.000 son católicos. La parroquia está llena de vida y el número de catecúmenos va en aumento. En general, la juventud es muy activa: 250 jóvenes participan con regularidad en las actividades de la parroquia: hay catequesis, círculos bíblicos y la pastoral vocacional también está dando frutos, dos chicas quieren ser religiosas y cinco chicos sacerdotes.

Con la ayuda de Ayuda a la Iglesia Necesitada, cada año entre 65 y 100 jóvenes participan en un programa pastoral de tres días en otra diócesis.

El párroco, P. Kenneth Iwunna, un misionero nigeriano, nos cuenta que: “La mayoría de ellos nunca han estado en ningún otro lugar que no sea su propio pueblo. Para ellos es una experiencia importante reunirse con jóvenes de otras tribus y compartir sus experiencias. Puede que no hablen el mismo idioma, así que nos aseguramos de que haya un intérprete. De esta manera, estos jóvenes crecen en la fe y tienen una nueva experiencia de la Iglesia. Cuando los jóvenes regresan comparten sus experiencias con los demás y con los mayores, por lo que no solo se benefician ellos, sino toda la comunidad de creyentes.”

El apoyo de Ayuda a la Iglesia Necesitada también ha permitido crear un programa para matrimonios que han adoptado por la fe cristiana. Para los adultos recién bautizados es un problema no estar casados por la Iglesia porque no pueden recibir la comunión y muchos de ellos no se casan porque no pueden pagar los anillos, la ropa de fiesta y la celebración. Por eso, la parroquia organiza bodas para varias parejas simultáneamente, a las que se les facilita todo lo necesario para la celebración.

“Supone un gran alivio para las parejas cuando finalmente se casan por la Iglesia y pueden recibir la comunión”, señala el párroco.

La vida en Dhadim ha cambiado notablemente gracias al compromiso de la Iglesia. Su labor de reconciliación ha contribuido, en gran medida, a reducir las disputas tribales y a mejorar la situación de las mujeres que por tradición no tienen voz entre los borana ni se les permite hacer nada fuera del hogar. Hoy cada vez más niñas acuden a la escuela y las mujeres pueden incluso trabajar como catequistas.

El párroco nos pide ayuda para continuar su misión

Queremos apoyar de nuevo el trabajo pastoral en la parroquia con 5.000 € que se utilizará para la formación básica y continua de los catequistas, los encuentros de jóvenes, la celebración de las bodas de parejas que quieran casarse por la Iglesia después de ser bautizadas, y para otras actividades pastorales.

Mejorar la vida de estas personas está en tu mano. Si quieres ayudarles:

DONA AHORA