Sostenimiento de religiosas contemplativas

Bosnia-Herzegovina

Ayuda de Emergencia

Ayuda aprobada. 2.100€

Ref proyecto: 444-06-39

El Padre Werenfried van Straaten, fundador de Ayuda a la Iglesia Necesitada, utilizó la siguiente imagen para describir el ministerio escondido de la vida contemplativa: “Nieve pura en las montañas al sol del amor de Dios. Nieve que se derrite, se deshace y en apariencia es inútil. ¡Pero mirad! Los estrechos arroyos se ensanchan, se funden en arroyos salvajes, se convierten en cascadas que ponen en marcha centrales eléctricas, máquinas, fábricas e industrias enteras. Evocan océanos de luz y siguen su recorrido para convertir llanuras áridas en fértiles campos, para cubrir un mundo gris de árboles, plantas, trigo, flores, frutos y belleza, y para transportar en barco a tierras lejanas cargamentos de comida y de todo lo necesario para una vida humana digna… Esta es la esencia de toda vida contemplativa, de todo silencio en el ser de Dios, de toda escucha voluntaria de la Palabra de Dios.”

Lo decía porque hoy en día muchas personas piensan que este tipo de vida es un poco “inútil”. Quizás tú seas uno de ellos y quizás lo pienses por la tendencia que tenemos a vivir la vida deprisa y que, muchas veces, nos hace perder de vista las cosas que verdaderamente importan.

Seguramente habrás oído hablar de que todavía existen conventos de religiosas que practican la contemplación como modo de vida. Uno de estos conventos es el de las Clarisas de Brestovsko en Bosnia-Herzegovina.

Aunque muchos conventos en Occidente no pueden más que soñar con una edad media de 41 años, estas Hermanas todavía son jóvenes: de siete, solo una tiene más de 60 años y otras dos 24 y 26. Su convento fundado en 1989 por cuatro religiosas que acudieron desde Split (hoy en Croacia), inmediatamente después del derrumbe del comunismo, cuando Yugoslavia aún existía.

Desde que se levantan hasta que se van a dormir, llevan una vida apartada y en pobreza dedicada a la oración constante. Cultivan verdura para el autoconsumo en su propio huerto, y para ganarse el sustento, hornean y venden hostias, y confeccionan vestimentas litúrgicas. Por desgracia, sus ingresos no alcanzan para cubrir los gastos de su modesta forma de vida ni los cuidados que deben recibir si caen enfermas.

Uno de los objetivos de Ayuda a la Iglesia Necesitada es ayudar de forma especial a religiosas contemplativas que rezan, ocultas, por la Iglesia y las necesidades del mundo.

Por eso, apoyamos cada año a las religiosas de Brestovsko con una pequeña contribución que este año ha ascendido a 2.100 euros.

Estas hermanas rezan por todos los que las ayudan, ¿con cuánto puedes ayudarles?

Haz un donativo

 

Formación de 19 futuros sacerdotes de la Amazonia

Los jóvenes de la selva amazónica de Perú quieren ser sacerdotes pero tienen pocos medios para emprender su camino hacia la ordenación.

Un barco para la pastoral en la parroquia de Carmelo Peralta

Esta parroquia de Paraguay necesita un barco para cumplir con su labor catequética y llevar la Buena Noticia a la zona.

Estipendios de Misas y retiros para 27 Padres Jesuitas

Los Padres Jesuitas de Assam, India, necesitan ayuda para continuar expandiendo la educación entre los cultivadores de té.

Construcción de una capilla para una parroquia que crece en Benín

Una comunidad de cristianos en Benín cada vez crece más necesita un lugar donde poder practicar su fe. Hasta ahora, cuentan con una capilla de barro.