Ayudas al estudio de jóvenes cristianos que no pueden continuar por la guerra en Siria

›  Los jóvenes quieren continuar sus estudios aunque la situación de su país sea muy complicada

Antes de la guerra civil, Siria tenía un sistema educativo sólido con casi el 100% de matrícula en la escuela primaria y el 70% de los niños asistían también a la escuela secundaria. En 2002, la educación se hizo obligatoria y gratuita desde primer grado hasta finalizar la secundaria, como en España. Según el censo de 2004, la tasa de alfabetización en Siria era del 79,6%: el 86% de los hombres y el 73,6% de las mujeres sabían leer y escribir.

 
DATOS DEL PROYECTO
  • Tipo de proyecto: Formación

  • Ayuda aprobada: 84.500 €

  • Ref. proyecto: 1907298

Dona ahora »

 

Hoy en día, hay alrededor de 5,4 millones de niños en Siria. Aproximadamente 2 millones de estos pequeños no van a la escuela y otro millón está en riesgo de abandonar la escuela.

El sistema educativo sirio está totalmente sobrecargado y enfrenta muchos desafíos: 

  • falta de personal docente
  • número insuficiente de clases (1/3 de las escuelas en el país está fuera de servicio)
  • aumento del trabajo infantil…

Otro factor que contribuyen al abandono escolar es la desastrosa situación económica. Con el alza del combustible y los precios de las necesidades básicas, las familias eligen no enviar a sus hijos a la escuela para evitar los «costes ocultos» de la educación, como el transporte y los materiales de enseñanza.

› La importancia de la educación para los jóvenes sirios es clave para la convivencia entre religiones

El sistema de educación en Siria es bastante deficiente desde que estalló la guerra. Se estima que una de cada tres escuelas ha sido destruida o gravemente dañada, mientras que otras han pasado a ser albergues o son usadas para otros fines. Algunas universidades todavía siguen funcionando y los jóvenes quieren continuar sus estudios con la esperanza de conseguir un empleo cuando la paz finalmente se instaure en Siria. En este país, los universitarios pueden ser exentos del servicio militar y tienen menos probabilidades de ser reclutados por milicias.

Sobre todo, gracias a la educación, los cristianos de Oriente Medio y, en concreto de Siria, han desempeñado un papel decisivo en el balance de una sociedad con una población musulmana muy diversa. Son esenciales para la coexistencia pacífica entre religiones.

Los libros cada vez escasean más y los estudiantes se ven obligados a pagar fotocopias del material de clases, además del precio del transporte para ir y regresar de la universidad. Los obispos animan a los jóvenes a continuar sus estudios y se aseguran de que los estudiantes estén también bien acompañados espiritualmente.

La educación es esencial para la coexistencia pacífica entre religiones en Siria

El proyecto consiste en proporcionar a 550 estudiantes universitarios de la Iglesia Griega-Melquita una beca mensual de 20 € para contribuir a financiar los costes diarios de su vida estudiantil. durará todo el año escolar 2020-2021, 8 meses.

 

Con tu apoyo, los jóvenes cristianos de Siria podrán seguir estudiando para forjar un futuro mejor en su país.

¡Tú puedes ser esperanza para todos ellos!