Vehículos que llevan a Dios: Bicicletas para catequistas

-INDIA

 

275 catequistas nos dan las gracias por las bicicletas para su servicio en numerosos pueblos

Contribución conseguida: 13.750€

Al igual que este proyecto ya conseguido, Ayuda a la Iglesia Necesitada financia, cada año cientos de vehículos para sacerdotes, religiosos y catequistas. Ellos llevan a Cristo a todos los rincones del mundo, nosotros les ayudamos a que lleguen.

¿Les ayudas a llegar?

 

“Gracias de todo corazón por la generosa ayuda que nos han prestado para anunciar la Buena Nueva. Con las  bicicletas nuestra  labor pastoral mejora.Tengan por seguro que rezamos por los benefactores de Ayuda a la Iglesia Necesitada. ¡Quieran María, José y el Niño Jesús bendecirles abundantemente!”

Así lo ha expresado el P. Tatapudi Emmanuel, ecónomo de la diócesis, en una carta de agradecimiento dirigida a Ayuda a la Iglesia Necesitada.

En la Diócesis de Eluru y en sus más de 1.150 pueblos católicos, los catequistas desempeñan un papel fundamental. Como los sacerdotes no pueden estar simultáneamente en todos los lugares, los catequistas preparan a la gente para el bautizo, la primera comunión, la confirmación y el matrimonio, celebran vigilias y liturgias de la Palabra, visitan a los creyentes en sus casas y rezan con las familias.

Aquí cabe señalar que la influencia de las películas y la televisión en las familias es cada vez mayor, con lo que también aumentan los problemas. De ahí que una buena preparación para el matrimonio y también el asesoramiento y acompañamiento de las familias cobren cada vez más importancia. También aquí los catequistas prestan un valioso servicio.

Catequistas agradecidos por las bicicletas en Eluru

Por desgracia, la diócesis es muy pobre y está ubicada en una zona en la que se suceden las catástrofes naturales. Además, la mayoría de la gente depende de la benevolencia de los terratenientes, por lo que los donativos de los creyentes son más bien escasos. De ahí que los catequistas reciban solo una pequeña compensación. Pero la diócesis al menos quería dotar a sus 275 catequistas de bicicletas, para que les resultara más fácil prestar su servicio en los pueblos. Nuestros bienhechores donaron 13.750 euros, y los catequistas ahora ya disponen de bicicletas.

El P. Tatapudi Emmanuel, ecónomo de la diócesis, nos ha escrito:

“Les doy las gracias de todo corazón por la generosa ayuda que han prestado a la Diócesis de Eluru. Los catequistas están encantados de contar con bicicletas para su servicio pastoral. Hace poco celebramos un encuentro de dos días para todos ellos, y al final del encuentro, todos los catequistas manifestaron su alegría por las bicicletas.
 
Con ellas, la labor pastoral mejora. Junto a mi sacerdote, vuelvo a manifestarles mi gratitud por toda la ayuda que prestan para anunciar la Buena Nueva a la gente. Tengan por seguro que rezo por ustedes. ¡Quieran María, José y el Niño Jesús bendecirlos abundantemente!”.

Un vehículo para las Dominicas de Baranovichi, Bielorrusia

Ayuda a la Iglesia Necesitada consigue un vehículo para que unas religiosas en Bielorrusia sigan con su labor pastoral.

Ayuda a la Iglesia Necesitada y el milagro de la caída del Muro de Berlín

El 9 de noviembre se celebra el trigésimo aniversario de la caída del Muro de Berlín, un hito decisivo en el camino hacia el hundimiento del comunismo en Europa, lo que supuso el...

Un barco para la pastoral en la parroquia de Carmelo Peralta

Esta parroquia de Paraguay necesita un barco para cumplir con su labor catequética y llevar la Buena Noticia a la zona.

Casi 125 millones para la Iglesia necesitada

La Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada presenta su Informe anual internacional