COVID-19: 80 religiosas tienen que seguir atendiendo a cientos de familias

Níger

 

› Níger, país del Sahel, 96% musulmán, sufre pobreza, terrorismo y ahora también el COVID-19

Ante el virus, desde el pasado 19 de marzo se han tomado muchas medidas para evitar su propagación, como el cierre de escuelas, mezquitas e iglesias o el uso de mascarillas.  Mons. Ouedraogo, obispo de Maradi, nos explica: “Las autoridades civiles están haciendo esfuerzos admirables para controlar el daño causado por el coronavirus, con campañas de información y sensibilización sobre la epidemia, las medidas de higiene a adoptar y la importancia de evitar aglomeraciones pero esto es difícil porque en los mercados, vitales para la supervivencia diaria de las personas, se concentran multitudes y se facilita la propagación del virus”.

 
DATOS DEL PROYECTO
  • Tipo de proyecto: Sostenimiento de religiosas para 20 congregaciones diferentes.

  • Ayuda aprobada: 15.000 € + 15.000 €

  • Ref. proyecto: ID 1902239 e ID 2002411

Dona ahora »

 

La Iglesia católica en Níger es muy activa en los ámbitos de educación, salud, desarrollo rural y promoción de la mujer.

Es el caso de la “Fraternidad de las servidoras de Cristo”, congregación que cuenta con una pequeña comunidad en la diócesis de Maradi. Las hermanas dirigen una escuela y un centro de nutrición. “La escuela está cerrada desde el 20 de marzo y las estudiantes residentes han tenido que volver con sus familias, salvo 20 que no pudieron volver a sus hogares por motivos de seguridad. El centro de nutrición, que suele albergar entre 300 y 400 niños desnutridos, cerró el 19 de marzo. La hermana André, responsable del centro, se había encargado de dar a las mujeres harina nutricional para tres semanas.Tenemos previsto reabrir el centro porque hay niños desnutridos que actualmente se encuentran en una situación de gran sufrimiento”. 

Para ayudar a las personas en dificultades, las hermanas proporcionaron a las 500 mujeres que asisten a su centro de nutrición kits que incluyen mascarillas y jabón, ambos elaborados por las hermanas. Igualmente, distribuyen agua de su pozo a aquellas aldeas que no tienen. La madre Marie Catherine concluye:

“Que el Señor resucitado erradique esta pandemia que está perturbando a toda la humanidad y que el Espíritu Santo dirija los corazones a más humanidad, justicia y paz”.

Las religiosas de Níger amparan a las mujeres en situación de hambre y pobreza

› Religiosas en Niamey

En la archidiócesis de Niamey, las religiosas representan casi la mitad de los agentes pastorales: 68 hermanas de 19 congregaciones diferentes. Son activas en los campos de la educación, la salud y la pastoral.

Mons. Lompo, arzobispo de Niamey, apunta que «la economía de nuestro país se ha estancado. Estamos preocupados por la salud y por el medio de subsistencia en muchos hogares, sobre todo rurales donde puede que no tengan qué comer en las próximas semanas.»

«Os pido que ayudéis a las diversas comunidades de nuestra diócesis a sobrevivir para que puedan llevar a cabo sus misiones con los fieles».

 

Nuestra misión como fundación pontificia es seguir ayudando a estas como a tantas religiosas en el mundo que luchas cada día por sostener material y espiritualmente a miles de fieles. Tú puedes ser parte de  esa ayuda.

 

Con 30.000 € hacemos posible que 80 religiosas en Níger sigan auxiliando a cientos de familias.

¿Quieres ayudarles?

Burkina Faso

*En caso de que este proyecto se cubra, destinaremos tu aportación a proyectos similares a este.