» TESTIMONIO: Mártires del siglo XXI

Siete cristianos asesinados por el

Estado Islámico en un atentado en Egipto

El atentado fue dirigido a un grupo de cristianos que estaba de peregrinación al monasterio de San Samuel en Minya

Una vez más los cristianos de Egipto han sido víctimas del terrorismo islámico. El 2 de noviembre de 2018 tres autobuses con decenas de bautizados que se dirigían al Monasterio de San Samuel el Confesor, cerca de la ciudad de Minya, en el sur de Egipto, fueron interceptados por un grupo de yihadistas. Estos abrieron fuego contra el primer autobús, dejando 19 personas heridas y 7 muertos.

Bulos Halim, portavoz de la Iglesia Ortodoxa Copta, condenó los hechos y mostró su preocupación por las víctimas, denunciando la fuerte presencia de grupo incontrolados en esta zona del país, así como en regiones de la península del Sinaí. El presidente egipcio Abdelfatah al Sisi también condenó rápidamente los hechos que fueron reivindicados pocas horas después por el autodenominado Estado Islámico, a través de la agencia de noticias Al Aqma afín a este grupo. 

Según fuentes de seguridad, la caravana se había internado en una carretera secundaria con el propósito de alcanzar el convento que se alza en las montañas de Qalamun, en la zona en la que San Samuel, un santo copto célebre por haber padecido las torturas de los bizantinos y haber sido testigo de la invasión árabe de Egipto, dirigió a una comunidad de 120 monjes durante el siglo VII d.C. El recinto -que alberga cinco iglesias, zonas ajardinadas y tierras de labranza- fue reconstruido el siglo pasado y es un lugar que los cristianos suelen visitar durante los días festivos. La vía principal de acceso al páramo permanecía cerrada por razones de seguridad ante el peligro de embestidas similares.

“Lloro con profundo pesar a los mártires que fueron asesinados hoy por manos traidoras que persiguen socavar el tejido firme de la nación y deseo una pronta recuperación para los heridos”,

declaró el presidente egipcio y ex jefe del ejército Al Sisi, en una nota publicada en su página oficial de Facebook.

“Reitero nuestra determinación de continuar nuestros esfuerzos para combatir el terrorismo oscuro y detener a los culpables”,

añadió el dirigente tras comprometerse a ampliar su “guerra contra el terrorismo” en la frontera con Libia. “Este ataque no debilitará la voluntad de nuestra nación de continuar su batalla”.

Escritura quemada de la Iglesia Copta de San Jorge

Cerca del convento de San Samuel también se produjo un sangriento atentado contra cristianos coptos en mayo de 2017, que dejó cerca 30 muertos. Este nuevo zarpazo es el enésimo contra los cristianos, atrapados entre las amenazas de los yihadistas y el desamparo gubernamental. Minya, escenario de esporádicos brotes sectarios, es una zona sensible del país, repleta de puestos de control.

El país más poblado del mundo árabe es hogar de una minoría cristiana que representa alrededor del 8% de sus 100 millones de habitantes. Los seguidores de la iglesia ortodoxa copta afrontan, no obstante, una lenta agonía. El año pasado decenas de familias cristianas fueron expulsadas del norte del Sinaí tras una cadena de asesinatos reivindicados por el Daesh (Estado Islámico, por sus siglas en árabe) que desataron el pánico y desde entonces permanecen refugiadas en otras provincias del país. 

También han sido víctimas de una sucesión de atentados contra iglesias en la capital, Alejandría y las provincias del delta del Nilo y el sur que se saldaron con medio centenar de fallecidos. Un martirio al que se han sumado los esporádicos brotes de violencia sectaria en barrios y pueblos de todo el país contra propiedades coptas y una marginación latente a pie de calle y en las más altas instancias. Entre las discriminaciones, figuran el acceso y promoción dentro de la administración pública o la cúpula castrense. Una retahíla de adversidades que alimenta un éxodo hacia Europa o América del Norte acelerado en el último lustro.

Muchas personas sufren día a día persecuciones por su fe, ¿nos ayudas con un donativo para los sacerdotes en zonas conflictivas?

Dona ahora »

«Lo mejor que me ha pasado como sacerdote», testimonio de un sacerdote en Etiopía

El Padre Kenneth Iwunna trabaja en una zona remota de Etiopía, entre la tradicional tribu nómada Borana. Para él esto ha sido la mejor misión de su vida sacerdotal.

Asesinato del padre Cosmas Ombato Ondari en Camerún

El padre Ombato era misionero procedente de Kenia, fue brutalmente asesinado el 21 de noviembre de 2018 en una aldea al oeste del país.

Agradecimiento de sacerdotes de África por estipendios de Misa

El 38% de los sacerdotes que apoyamos a través de estipendios de Misa viven en África y, por ello, han querido agradecer la ayuda que han recibido.