» TESTIMONIO: Hna. Samia Jriej

Reconstrucción de la fe en Siria

Entre tanta destrucción tratamos de que la gente recupere la esperanza

La Hermana Samia Jriej vive en Homs, Siria. Esta ciudad ha sido devastada tras ocho años de guerra y es la razón por la cual muchas familias han perdido la esperanza. A pesar de la devastación que impera en esta ciudad, hay mucho por lo que la hermana Samia trabaja para reconstruir. Su misión es buscar a los más necesitados y dentro de su congregación es la directora de Le Seneve, una escuela para niños con discapacidad mental. Además, enseña a los jóvenes cómo vivir como cristianos en la iglesia de su comunidad.

Para la hermana Samia es muy importante lograr que las personas de Homs sientan de nuevo que Dios está presente en sus vidas.

Ella transmite un mensaje de esperanza pues sabe que, con la fuerza de la oración, los tiempos difíciles se pueden superar.

Hna. Samia Jriej religiosa del Sagrado Corazón en Siria

Al comenzar el camino de su vocación, la hermana Samia quería tener una vida espiritual muy intensa. Sin embargo, la guerra le ha hecho pasar una dura prueba, porque, aunque la oración ocupa gran parte de su día, su entrega consiste en el cuidado de la gente y eso representa el amor de Dios en la tierra.

Son muchas las religiosas, como Samia y sus hermanas, que precisan de más medios para reconstruir los centros donde hacen posible que el Evangelio llegue a los lugares más recónditos e inaccesibles.

Tú también puedes ayudar a construir más centros para la reconstrucción de la fe en países de conflicto

Dona ahora »

 

El Padre Fernando Meza, asesinado en Colombia

El sacerdote fue asaltado y asesinado por dos delincuentes cuando estaba llegando a su casa.

Campamentos de verano en Crimea: la pobreza está más cerca de lo que se cree.

La situación económica de Crimea va de mal en peor. Ayuda a la Iglesia Necesitada organizó campamentos de verano como respuesta a esto.

El padre Joaquín Hernández, secuestrado y asesinado en México

El sacerdote de la diócesis de Saltillo, en el noreste de México fue secuestrado y apareció asesinado el 12 de enero de 2017.