› La restauración de un cáliz profanado por Adelaida Llorente

Adelaida Llorente es, a sus 93 años, voluntaria de Ayuda a la Iglesia Necesitada. Estuvo de misionera seglar en Bolivia en 1974 donde ayudaba a un padre franciscano en una parroquia en la zona de Bellavista, ubicada en la selva boliviana.

En una de las visitas que hizo a uno de los poblados de la zona, le llamó la atención una campana y pronto descubrió que era un cáliz invertido, con claros signos de haber sido profanado. Adelaida lamentó verlo así, se lo comentó a una maestra y ésta quiso regalárselo.

Desde aquel momento, hace 49 años, Adelaida se propuso restaurarlo para ofrecerlo a algún sacerdote misionero que lo necesitara para su Ministerio y lo ha custodiado desde entonces. Finalmente, después de tantos años, el pasado 11 de abril, el P. Juan Manuel Sánchez, misionero en Rusia, bendijo este objeto litúrgico en la sede de Ayuda a la Iglesia Necesitada en Madrid y celebró, ante la presencia de Adelaida, la primera Eucaristía consagrando con este Cáliz

“Es un regalo que el Señor quería que viera cumplido: poder entregar a un sacerdote misionero en un país necesitado, este portaviátivo, para el traslado de las Formas, y el cáliz profanado, procedente de las misiones en Bolivia”

En abril de 2019 tuvo lugar la segunda Eucaristía de este cáliz, pero ya en San Petersburgo: ¡Su sueño cumplido para Gloria de Dios! Damos gracias a Dios por la generosidad y la delicadeza de esta voluntaria, Adelaida.

Tú puedes apoyar la labor de muchos sacerdotes en países de necesidad

DONA AHORA
Ayúdanos compartiendo este testimonio en tus redes sociales

Conoce más testimonios

MÁS TESTIMONIOS

Para estar al día de noticias, proyectos, testimonios, campañas de oración, eventos

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER