Protestas en Managua en el año 2018. (ACN)
26 mayo 2022

Nicaragua: «Esto es un abuso a la libertad religiosa, impidieron que los feligreses vinieran a rezar»

Entrevista con Carlos Avilés, vicario general de la archidiócesis de Managua

ACN, Josué Villalón.- La situación en Nicaragua se sigue deteriorando con una crisis económica, social y política que atraviesa al país desde hace años. La Iglesia no está al margen de las consecuencias y en las últimas semanas se han denunciado nuevos casos de represión por parte del gobierno de Daniel Ortega. El obispo de Matagalpa Mons. Rolando Álvarez se ha declarado en huelga de hambre contra la persecución policial. Entre otros actos que denuncia el obispo está la actuación policial en la parroquia del Santo Cristo de las Colinas de Managua, donde el obispo se encontraba celebrando misa el pasado 20 de mayo. Carlos Avilés, vicario general de la archidiócesis de Managua y párroco de dicha iglesia comparte su testimonio con Ayuda a la Iglesia Neceistada (ACN) en el programa «Perseguidos pero no olvidados» de Radio María.

La situación en Nicaragua se ha deteriorado mucho, ¿Cómo es el día a día del país actualmente?

Es bastante difícil porque desde hace décadas se ha estado destruyendo toda institución gubernamental, sometida a la voluntad del presidente. Nos encontramos en la actualidad con un alto índice de desempleo. Desde 2018 la policía y el ejército han tomado el control de las calles, junto a grupos paramilitares. La inseguridad ha crecido y esto afecta al turismo y a los comercios, que la mayoría están cerrados. Por tanto, muchas familias están emigrando. Incluso el sistema de salud está condicionado por asuntos políticos.


¿Está habiendo más casos de acoso al clero y cómo afecta esto a la Iglesia?

La situación de la Iglesia es reflejo de la sociedad. Si la sociedad está siendo vulnerada y conculcada en sus derechos más básicos como el derecho a expresarse y movilizarse, la Iglesia también está viviendo lo mismo. Hay muchos casos de acoso al clero, como grabaciones de homilías, filtraciones de personas en las catequesis de primera comunión, se revisan las homilías y es frecuente ver patrullas estacionadas en las esquinas de la iglesias intimidando y tomando fotos. El mismo arzobispo de Managua es seguido por la policía, por patrullas motorizadas, así que imagínense lo que hacen con el resto del clero.

A pesar de este acoso, ¿sigue habiendo diálogo entre la Iglesia y las autoridades del gobierno de Daniel Ortega?

No hay diálogo. Este gobierno de manera vulgar no responde. En 2014 la Conferencia Episcopal de Nicaragua publicó un documento propositivo tratando de resolver los problemas nacionales, pero ni siquiera el gobierno se dignó a responder. Podemos decir que hay canales de comunicación, para alguna emergencia, pero no existe diálogo con el gobierno.

¿Cómparte el mensaje y el sentimiento de Mons. Álvarez en su mensaje de vídeo que se está difundiendo por todo el mundo, donde se declara en huelga de hambre?

Sí estamos de acuerdo con él. Todos los católicos estamos unidos en oración y así se lo hemos transmitido bien en persona, bien por redes sociales. Cuando se dan estos casos de acoso, se muestra también la unión que hay en la Iglesia católica.

¿Qué puede seguir comunicando la Iglesia para transmitir esperanza?

Casualmente transmitimos esperanza con una voz profética, pacifista y humanista. No queremos que nos manipule ni el gobierno ni ningún partido de la oposición. La Iglesia da esperanza a los fieles en el sentido de que en Cristo Jesús, en el amor, en la paz, que es más fuerte que el amor que el odio, está la verdad. No hemos dejado a un lado la denuncia profética, de condenar los crímines y la injusticia, que se dan. Cuando se publica una ley injusta, igualmente se denuncia. Porque muchas veces se publican leyes para justificar crímenes, es lo que está haciendo este gobierno. Entonces la Iglesia con una voz profética está iluminando la verdad, está diciendo la verdad, eso la gusta a la gente y le da esperanza.

Sois un ejemplo como pastores que sois voz del pueblo, defendiendo la dignidad de la persona. ¿Cuáles son las principales necesidades que tenéis actualmente y cómo os podemos ayudar?

Son muchas necesidades, necesitamos apoyo para las obras de caridad que ya veníamos impulsando como comedores infantiles, o de ancianos, dispensarios médicos y asesoría.

¿Cómo vivisteis este momento cuando la policía rodeo su parroquia durante la celebración de la Misa presidida por Mons. Álvarez? ¿Considera que es un crimen contra la libertad religiosa?

Yo considero que sí porque Mons. Rolando dio una entrevista el viernes por la mañana en la parroquia y eso molestó al gobierno. Entonces la policía se puso alrededor de la parroquia y no dejaban entrar a ningún feligrés. Mis trabajadores, como el jardinero, la cocinera, la secretaria y algún otro no pudieron llegar a la iglesia sin ser identificados e interrogados. Yo el domingo suspendí dos misas de las tres que tenemos porque no había nadie. Esto causó una profunda tristeza en la gente nuevamente por la arbitrariedades y abusos de poder de este gobierno. Esto es un abuso a la libertad religiosa, impidieron que los feligreses vinieran a rezar al templo y no es la primera vez que lo hacen. Lo han hecho en muchas iglesias y en la catedral de Managua.

Ayúdanos compartiendo esta noticia en tus redes sociales

Para estar al día de noticias, proyectos, testimonios, campañas de oración, eventos

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Actualidad sobre la Iglesia necesitada y perseguida

SEP302022
Mons. Shukardin, obispo de Hyderabad, comparte sus impresiones tras visitar zonas afectadas por esta catástrofe natural
SEP292022
El Santo Padre estará en el país del 3 al 6 de noviembre y participará en el Foro de Baréin para el Diálogo
SEP282022
Las autoridades argelinas no han dado razones detalladas a los obispos de la Iglesia Católica local
VER MÁS NOTICIAS