P. Daniel Cerezo autor del libro “La cortina de bambú”

Un libro que refleja un poco la realidad y la misión del encuentro con las comunidades en China del misionero comboniano Daniel Cerezo

14/05/2021

ACN.- En el programa «Perseguidos, pero no olvidados» de la fundación pontificia en Trece televisión mantuvo una entrevista con el sacerdote Daniel Cerezo misionero comboniano que estuvo en China a propósito de la publicación del libro «La Cortina de Bambú». La vida de un misionero con las comunidades cristianas en China. El padre Daniel cuenta que en este libro podemos encontrar historias de obispos bajo arresto domiciliario y testimonios de conversión. Sobre el cristianismo en China dice Daniel que es como «una cortina porque casi nadie sabe lo que hay detrás y el bambú, aunque se agite permanece”.

Entrevista al P. Daniel Cerezo. (ACN).

Testimonios de entrega y servicio

El P. Daniel comenta que:  «Son personas con las cuales me he encontrado y han compartido su vida conmigo y me ha parecido importante reflejarlo en un libro» para que haya una riqueza para los cristianos de aquí de España y de Europa. Me llama la atención la vida de una madre que tiene 10 hijos de su matrimonio y luego es capaz de acoger a 40 y tantos que son minusválidos, que son abandonados a la puerta de su casa, y que ella ha ido acogiendo un año tras otro.

«Otro es el de una joven estudiante que vive en una zona rural que sale a la capital para estudiar magisterio, y se encuentra con sus compañeras que la menosprecian porque viene de las zonas rurales menos desarrolladas de China, pero poco a poco ella va estudiando y llega a conseguir el número uno de las notas en clase y aquella persona que había sido muy humillada, empiezan todas a pedirles que les ayude para trabajar para los estudios de sus compañeras».

«Es tal el testimonio que da que incluso una de las profesoras le invita para que hable en la clase, en una escuela comunista de China a sus compañeras de Jesucristo y que es la fe cristiana y ahí sucede un milagro después tiene la oportunidad de llevarlas a la iglesia y compartir con ellas. Después vemos unos cristianos católicos EN UNA PARROQUIA que son capaces de escribirle una carta al gobierno diciéndole que la persecución y que toda la asfixia que el gobierno esta haciendo a la iglesia que pare y que frene y otros tantos sobre todos obispos y un sacerdote que vivió 20 en las cárceles de Mao».

Actualmente, la libertad de religión en China está sometida a la represión más dura que haya vivido el país desde la Revolución Cultural. La toma de decisiones está más centralizada, la represión es más intensa y generalizada, y se está perfeccionando la tecnología para crear un Estado de vigilancia.