Paquete de ayuda contra el Covid en la India

›  ACN aprueba una ayuda, de más de cinco millones, para paliar el sufrimiento de las comunidades católicas de la India

02/08/2021

ACN, María Lozano.- Para socorrer a las comunidades en todo el país, la fundación pontificia internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) acaba de aprobar nuevas ayudas para garantizar la supervivencia de sacerdotes, religiosas, así como de catequistas y sus familias, en más de 140 diócesis de la India.

Los casi de 200 proyectos, incluidos en el nuevo paquete de ayuda contra el Covid para el país asiático, les proporcionarán los medios necesarios para continuar el ministerio en esta difícil situación de la pandemia. También se beneficiarán de las ayudas las parroquias más pobres y necesitadas, para sostener a los que están enfermos de Covid o sufren sus consecuencias.

Algunos de los programas de ayuda incluyen así mismo al personal y a las familias de los que trabajan para instituciones regidas por congregaciones o por las diócesis y que han sido cerradas por la pandemia, especialmente colegios y centros de atención pastoral, dejando sin medios de vida a muchas personas.

El funeral del sacerdote que murió de Covid-19 en la diócesis de Tezpur, India. (ACN).

“Cuando llegó la primera ola de Covid al subcontinente asiático, entre junio y septiembre de 2020, las comunidades católicas pudieron hacer frente a la crisis con las pequeñas reservas y ahorros disponibles, pero en esta segunda gran ola de infecciones las diócesis se encuentran con las arcas vacías” explica Regina Lynch, directora de proyectos de ACN Internacional. Especialmente las congregaciones locales, que no tenían una red de ayuda en el exterior del país, carecen de medios incluso para conseguir comida.

Mons. Bhagyaiah Chinnabathini, obispo de Guntur, una de las áreas más afectadas por la pandemia en el estado de Andhra Pradesh, en el sureste de la India, describe, a modo de ejemplo, la dramática situación por la que están pasando en su diócesis: “Las iglesias, escuelas y todos nuestros centros de formación y animación están cerrados. Tenemos 171 sacerdotes trabajando en la diócesis y 590 catequistas que nos ayudan en el ministerio activo. Todos están muy afectados por la pandemia. Lamentablemente, hemos perdido a cinco de nuestros sacerdotes y muchos de nuestros catequistas debido al Covid-19. Otros estan enfermos. No podemos hacer frente a las facturas médicas de los sacerdotes”.

Sacerdotes necesitan de nuestro apoyo

“Los sacerdotes están celebrando la santa misa en privado. Las personas no están en condiciones de proporcionar intenciones de misa en esta patética condición. Por eso, necesitamos intenciones de misa para nuestros sacerdotes, gastos de subsistencia para las comunidades religiosas y apoyo para cubrir gastos médicos”, explica el obispo de Guntur.

Esta desastrosa situación se extiende y afecta a la Iglesia en todo el país y todos los estados, desde Arunachal Pradesh en el noreste hasta Kerala es el suroeste del país. Ante la incalculable miseria que ha producido la pandemia, la fundación ha lanzado un amplio programa de ayuda que incluye la distribución de equipos de protección personal, con mascarillas, gel desinfectante, guantes y visera de protección para sacerdotes, catequistas y religiosas. Como parte de su trabajo, misión y vocación todo ellos están en continuo contacto con las personas afectadas por la pandemia.

Los catequistas tienen, desde siempre, un papel muy importante en India. En muchos lugares, son un puente imprescindible entre las parroquias base y los pueblos dependientes de estas, a veces más de 30 aldeas. Los catequistas son el nexo de unión con el sacerdote. Conocen a los fieles, organizan la vida de oración de la comunidad y les ayudan a prepararse para recibir los sacramentos, cuando los puede visitar el sacerdote.  Pero durante la pademia su papel se ha visto reforzado todavía más, ya que en muchos lugares las visitas del sacerdote son totalmente imposibles, debido a las restricciones.

“Tenemos 195 comunidades religiosas ubicadas en la diócesis de Guntur. Alrededor de 816 monjas están trabajando en diferentes ministerios como el educativo, pastoral y sanitario. Estas religiosas trabajan en las comunidades pobres y oprimidas para enseñar alfabetización, catecismo y cuidar su salud. Están sufriendo mucho. Muchas de ellas están infectadas por el coronavirus y están hospitalizadas. Muchas otras se han recuperado, pero algunas murieron”, explica el obispo.

Con el programa, se ayudará además a adquirir aparatos de filtros de aire y máquinas de oxígeno para atención de emergencia. El programa incluye el tratamiento médico y de recuperación de sacerdotes y religiosas enfermos de Covid, así como ayudas de emergencia para las familias más necesitadas de las parroquias más pobres de las  diócesis.

Guntur es sólo una de las más de 140 diócesis que van a recibir ayuda de la fundación ACN. Un total de 136 programas de ayuda de emergencia y lucha contra el Covid y más de 56 proyectos destinados a estipendios de misa forman el paquete de emergencia para el Covid que la fundación ha puesto en marcha por mas de cinco millones de euros.

“En esta terrible y dramática situación que tanto nos preocupa, es una bendición que ACN se haya adelantado para apoyarnos con estas ayudas de emergencia” agradece Mons. Chinnabathini.