Ayuda a la Iglesia Necesitada celebra, en el centenario de las apariciones de Fátima, los 50 años de su consagración a esta advocación mariana.

P. Werenfried rezando a los pies
de la Virgen de Fátima

durante la consagración de
Ayuda a la Iglesia Necesitada a su Corazón

La importancia del mensaje de Fátima para Ayuda a la Iglesia Necesitada

El 13 de mayo de 1917 la Virgen se apareció en Fátima, Portugal, a tres pastorcillos. En esa aparición y en las cinco posteriores, Nuestra Señora les habló a los niños (y también nos habla hoy) de las terribles persecuciones que sufrirían (y sufren) los cristianos en todo el mundo y del enorme poder del rezo del Rosario como instrumento esencial para terminar con el sufrimiento humano. Sólo confiando en el enorme poder de la oración que Jesucristo y la Santísima Virgen han puesto a nuestra disposición, podremos conseguir una paz fidedigna, cimentada sobre el Amor verdadero de Cristo Resucitado.

Cien años después, queremos responder a aquella petición de la Virgen y por eso te invitamos a asumir un compromiso de oración diaria por los cristianos perseguidos. La oración es la mejor herramienta de que disponemos para ayudarles a seguir adelante en su entrega incondicional a Dios.

En septiembre de 2017, Ayuda a la Iglesia Necesitada peregrinará al Santuario de Fátima y allí, a los pies de la Virgen, dejaremos todos los compromisos, también el tuyo, que hayamos reunido hasta la fecha a través de esta campaña de oración.

ÚNETE A ESTA CAMPAÑA DE ORACIÓN

Oración a la Virgen de Fátima por los cristianos perseguidos

Hace 100 años, la Virgen dijo en Fátima: “Rezad a diario el rosario por el fin de la guerra y la paz en el mundo”. ¡Nuestra oración puede cambiar el rumbo de la historia! ¡Súmate este...

En aquel entonces los horrores y necesidades que la II Guerra Mundial había provocado en los refugiados y la persecución de cristianos por motivos de fe, ardieron como una llama en el corazón del P. Werenfried, fundador de Ayuda a la Iglesia Necesitada.  Comenzó a pedir oraciones para la conversión de Rusia, a rezar por la conversión de los pecadores y blasfemos. Porque estaba convencido de que la oración, el arrepentimiento y la conversión eran el único camino de salvación para el mundo.

Fue entonces cuando, inspirado por el Espíritu del Señor, el P. Werenfried comprendió que solo a los pies de la Virgen y en su corazón se podía poner toda la obra de Ayuda a la Iglesia Necesitada. Esta vinculación a la Madre culmina el 14 de septiembre de 1967, día de la Exaltación de la Santa Cruz, cuando en Fátima,  Portugal, consagra toda la obra a esta advocación mariana. Y allí mismo dijo:

Sabemos que María puede aplastar la cabeza de la serpiente, y por eso hemos consagrado nuestra asociación a la Virgen de Fátima, que es quien nos ha mostrado el camino hacia la liberación de la Iglesia perseguida”. Es un camino de conversión, penitencia y rezo del Rosario.

En ese momento, dijo el Obispo de Leiria-Fátima, João Pereira Venâncio: “Ayuda a la Iglesia Necesitada tiene su lugar en el corazón del mensaje de Fátima.

Desde entonces estamos, más que vinculados, fusionados con Ella.  Rezar, adorar, orar, pedir consolar el corazón de Dios. El P. Werenfried, antes de morir subrayaba, con fuerza, que:

sólo en la oración lograríamos hacer crecer un ecumenismo de solidaridad que podría ser el motor de una nueva humanidad.

El Padre Werenfried fue invitado a concelebrar el 13 de mayo de 2000 en la beatificación de los pastorcitos Francisco y Jacinta con el Papa Juan Pablo II. En Fátima. 

La procesión con velas por la noche en la que, ya con 87 años, fue empujado inmediatamente después de la milagrosa imagen en una silla de ruedas por la cantidad de un millón de peregrinos, fue uno de los mejores momentos de su vida. Él escribió:

“Nunca me he sentido tan conectado con María y sus hijos como esa noche en el mar resplandeciente de velas de Fátima”.

50 años de la consagración de Ayuda a la Iglesia Necesitada a la Virgen de Fátima

Actualidad del mensaje de Fátima

Icono de la Virgen de Fátima