Marta y David, forzados a salir de Pakistán

› Marta y David son un matrimonio, que junto con sus hijos, tuvieron que tomar una decisión: seguir su fe o permanecer en su país

En Pakistán, los cristianos son una minoría, constituyen el 1.9% de la población, según el Informe de Libertad Religiosa en el Mundo de 2021. La situación de las minorías religiosas está determinada por las llamadas «leyes de blasfemia» de Pakistán.

En sentido estricto, no se trata de leyes, sino de enmiendas al Código Penal del país que restringen enormemente la libertad de religión y de expresión.

Como el concepto de «blasfemia» es muy amplio, se puede abusar de esta noción con facilidad para sancionar distintos tipos de conducta, incluida la falta de respeto a personas, objetos de culto, costumbres y creencias.

Por leyes como esta, existe mucha discriminación institucional y cultural hacia las minorías religiosas en Pakistán. Además de esto, el terrorismo contra las minorías ha persistido durante años. Ante este contexto, Marta y David vivían como cualquier otra familia trabajadora. Marta trabajaba en una fundación a favor de los derechos humanos y David tenía un puesto de alta responsabilidad en una empresa transnacional.

Sus hijos iban a colegios cristianos, pero recibían mucha presión para dejar su religión. Algunos puestos de trabajo y oportunidades para ellos y para sus hijos se veían limitadas por ser cristianos. Por lo cual, tomando como decisión más importante su fe, migraron a Europa, donde no tendrían la seguridad de sus trabajos, pero sí la libertad de practicar su religión.

Marta y David dieron su testimonio en la Noche de los Testigos de Madrid, en marzo de 2022.

Tú puedes regalar esperanza a los cristianos perseguidos y necesitados del mundo

DONA AHORA
Ayúdanos compartiendo este testimonio en tus redes sociales

Para estar al día de noticias, proyectos, testimonios, campañas de oración, eventos

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Conoce más testimonios

MÁS TESTIMONIOS