Testigos valientes de la Verdad

“La oración y el amor de Dios, a veces no cambian la realidad, pero le dan un nuevo significado”

Kevin era seminarista en Kaduna (Nigeria), cuando en el año 2011, volviendo a casa con sus hermanas, presenció un hecho que le marcaría profundamente:

“Mis hermanas y yo cruzábamos una zona conflictiva donde había pueblos enfrentados. Había mucho derramamiento de sangre y nos encontramos en medio de este conflicto. Me preguntaba cómo íbamos a salir de esta situación, cuando había terroristas masacrando a la gente con machetes”.

Aquel año, 800 personas fueron asesinadas y otras 65.000 obligadas a abandonar sus hogares en la zona occidental de Nigeria.

Este acontecimiento había suscitado en Kevin varias interrogantes sobre su vocación y sus creencias, por lo que decidió compartirlas con su director espiritual. “Él me dijo que ninguna dificultad debía convertirse en un obstáculo para mí, si sentía que Dios me había llamado para esta labor y que la persecución es inherente al ejercicio de esta vocación“.

Para quien ha experimentado el amor de Dios más allá de las adversidades, vivir un experiencia como la de Kevin, lo hace tener una mirada diferente traspasada por la gracia de la fe. La persecución nos configura con Él para amar a cada hombre y mujer con un amor parecido al de Cristo.

“Quiero ser luz de Cristo y bálsamo para los demás”

Desde Ayuda a la Iglesia Necesitada seguimos trabajando para que seminaristas como Kevin tengan la ayuda material necesaria para continuar su vocación.

 

En los últimos 5 años, destinamos 258.960 € para la formación de seminaristas, religiosos y laicos en las zonas más azotadas por el terrorismo de Boko Haram.

 

29/09/2017

Gracias, Rebeca por tu testimonio y tu visita a España

23/08/2016

"Mi liberación es un milagro"

El P. Jacques Mourad, sacerdote sirio secuestrado por el Estado Islámico, se dirige al Padre Halemba de Ayuda a la...
05/05/2017

El pequeño Jean-Thierry tenía un gran sueño, ser como Jesús

Este joven camerunés sólo quería ser como Jesús, no pudo llegar a ser sacerdote: falleció en el año 2006 con tan...